ciudadanodiario.com.ar
Bosnia emprende un largo camino rumbo a la Unión Europea
Cargando...
Por Redacción

Bosnia emprende un largo camino rumbo a la Unión Europea



Bosnia-Herzegovina comenzó este lunes un largo camino hacia una futura integración en la UE con la entrada en vigor del Acuerdo de Estabilización y Asociación, y la promesa de hacer las reformas económicas y sociales necesarias para acercarse al Bloque. La jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, lo calificó de “hito” y confió en que pueda generar “resultados tangibles” para considerar en el futuro la adhesión de ese país.


“El Acuerdo de Asociación es una motivación adicional” para emprender las medidas necesarias, señaló el ministro de Relaciones Económicas y Comercio Exterior y vicepresidente del Gobierno de la Federación (bosnios musulmanes y croatas), Mirko Sarovic, a un grupo de periodistas, a los que aseguró que la prioridad de su ejecutivo es “el desarrollo y la reforma económica” y conseguir ser declarado país candidato a la UE en 2017.”Ello pasa por incorporar los estándares europeos en diversas áreas”, por aumentar la competitividad del país y trabajar para facilitar las exportaciones y atraer inversión. “Más inversiones significa más empleos en Bosnia-Herzegovina, donde el desempleo es uno de los grandes problemas que tenemos”, añadió.


También se busca establecer un “mecanismo de coordinación” entre los dos entes que forman el Estado, el común, la Federación de Bosnios-musulmanes y croatas (mayoritarios), y el de los serbobosnios (República Srpska, 31%), para canalizar el diálogo con la UE.


Este mecanismo es una de las reclamaciones de Bruselas porque la estructura estatal de Bosnia-Herzegovina (3,8 millones de habitantes) establecida por los Acuerdos de Paz de Dayton, que pusieron fin a la guerra en diciembre de 1995, divide el país en dos entidades y una Presidencia tripartita formada por un bosnio musulmán, un serbio y un croata, que rotan en la presidencia cada ocho meses, lo que dificulta la toma de decisiones.


A su vez, la situación económica de Bosnia sigue siendo muy difícil, con una industria casi inexistente y obsoleta, y un mercado laboral inflexible con normas heredadas de la etapa de la Yugoslavia comunista. Con un desempleo del 40%, que ronda el 60% entre los jóvenes, la reforma del mercado laboral es considerada una prioridad absoluta tanto por la UE como por las propias autoridades bosnias. Según algunas fuentes empresariales, más del 50% de los bosnios trabajan para la Administración pública y solo un 15% lo hace para el sector privado.


Con este telón de fondo, los representantes de la UE en Bosnia creen que el Acuerdo de Asociación será un gran aliciente para que las autoridades dejen de lado sus diferencias políticas y se unan para concentrarse en las reformas necesarias.


“Bosnia va a ser un país candidato a la UE”, aseguraron, pero cuanto demore “dependerá de que el país se prepare para ello” continuaron diciendo y sentenciaron señalando que “es el momento de que Bosnia tome la responsabilidad de su futuro”.



 


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Bosnia emprende un largo camino rumbo a la Unión Europea

Bosnia-Herzegovina comenzó este lunes un largo camino hacia una futura integración en la UE con la entrada en vigor del Acuerdo de Estabilización y Asociación, y la promesa de hacer las reformas económicas y sociales necesarias para acercarse al Bloque. La jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, lo calificó de “hito” y confió en que pueda generar “resultados tangibles” para considerar en el futuro la adhesión de ese país.

“El Acuerdo de Asociación es una motivación adicional” para emprender las medidas necesarias, señaló el ministro de Relaciones Económicas y Comercio Exterior y vicepresidente del Gobierno de la Federación (bosnios musulmanes y croatas), Mirko Sarovic, a un grupo de periodistas, a los que aseguró que la prioridad de su ejecutivo es “el desarrollo y la reforma económica” y conseguir ser declarado país candidato a la UE en 2017.”Ello pasa por incorporar los estándares europeos en diversas áreas”, por aumentar la competitividad del país y trabajar para facilitar las exportaciones y atraer inversión. “Más inversiones significa más empleos en Bosnia-Herzegovina, donde el desempleo es uno de los grandes problemas que tenemos”, añadió.

También se busca establecer un “mecanismo de coordinación” entre los dos entes que forman el Estado, el común, la Federación de Bosnios-musulmanes y croatas (mayoritarios), y el de los serbobosnios (República Srpska, 31%), para canalizar el diálogo con la UE.

Este mecanismo es una de las reclamaciones de Bruselas porque la estructura estatal de Bosnia-Herzegovina (3,8 millones de habitantes) establecida por los Acuerdos de Paz de Dayton, que pusieron fin a la guerra en diciembre de 1995, divide el país en dos entidades y una Presidencia tripartita formada por un bosnio musulmán, un serbio y un croata, que rotan en la presidencia cada ocho meses, lo que dificulta la toma de decisiones.

A su vez, la situación económica de Bosnia sigue siendo muy difícil, con una industria casi inexistente y obsoleta, y un mercado laboral inflexible con normas heredadas de la etapa de la Yugoslavia comunista. Con un desempleo del 40%, que ronda el 60% entre los jóvenes, la reforma del mercado laboral es considerada una prioridad absoluta tanto por la UE como por las propias autoridades bosnias. Según algunas fuentes empresariales, más del 50% de los bosnios trabajan para la Administración pública y solo un 15% lo hace para el sector privado.

Con este telón de fondo, los representantes de la UE en Bosnia creen que el Acuerdo de Asociación será un gran aliciente para que las autoridades dejen de lado sus diferencias políticas y se unan para concentrarse en las reformas necesarias.

“Bosnia va a ser un país candidato a la UE”, aseguraron, pero cuanto demore “dependerá de que el país se prepare para ello” continuaron diciendo y sentenciaron señalando que “es el momento de que Bosnia tome la responsabilidad de su futuro”.

 

comentarios

Login