Cargando...
Por Redacción
imagen

Autorizan el uso de medicamento experimental para el ébola



La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado este martes el uso de tratamientos experimentales en las víctimas del actual brote de ébola en África occidental, aunque su eficacia no haya sido comprobada. Se ha anticipado, en cualquier caso, que la demanda no podrá ser cubierta en vista de que, aunque hay varios experimentos que se realizan con distintos medicamentos contra el Ébola, las muestras disponibles son mínimas.


“En las circunstancias particulares de este brote y si se cumplen ciertas condiciones, el Comité consensuó que es ético ofrecer intervenciones cuya eficacia no está comprobada y con efectos secundarios todavía desconocidos, como potencial tratamiento o prevención”, según la declaración difundida por la OMS. El grupo de especialistas que convocó la OMS para que analice y se pronuncie sobre la utilización de los tratamientos experimentales en la etapa de prueba ha concluido que el uso de fármacos puede justificarse, siempre y cuando se sigan criterios éticos. Entre los más esenciales están “la transparencia sobre todos los aspectos” del tratamiento, el “consentimiento informado” y con libertad de elección, el respeto de la confidencialidad, la preservación de la dignidad del afectado y la participación de la comunidad.


En tres casos se estaba tratando la enfermedad con el suero “milagroso”, el medicamento experimental ZMapp, llegado desde Estados Unidos. Dos de ellos eran voluntarios estadounidenses que fueron infectados en Liberia y repatriados a su país. El tercer paciente era el religioso español Miguel Pajares, que también fue repatriado desde Liberia a España el pasado 7 de agosto y que ha fallecido este martes.


“No sabemos si el cura español estaba ya en una fase avanzada”, ha explicado por su parte la subdirectora general de la OMS, Marie-Paule Kieny al ser preguntada sobre el caso de Pajares, que ya estaba siendo tratado por el fármaco, comprado en Ginebra. Aclaró que con la aprobación del uso de fármacos que no se han probado en humanos no pretenden “dar esperanza de que la gente puede ser tratada ahora”, sino alentar a que se acelere su desarrollo.


Los ensayos clínicos de dos potenciales vacunas contra el Ébola comenzarán a finales de septiembre, afirmó Kieny, que señaló que hay además varios tipos de medicamentos de dos diferentes tipos. La organización aclaró que sigue recomendando las medidas clásicas de salud pública para controlar el brote de ébola en África occidental y pidió no poner esperanzas desmedidas en tratamientos o vacunas experimentales, para cuyo uso ya ha dado luz verde.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Autorizan el uso de medicamento experimental para el ébola

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado este martes el uso de tratamientos experimentales en las víctimas del actual brote de ébola en África occidental, aunque su eficacia no haya sido comprobada. Se ha anticipado, en cualquier caso, que la demanda no podrá ser cubierta en vista de que, aunque hay varios experimentos que se realizan con distintos medicamentos contra el Ébola, las muestras disponibles son mínimas.

“En las circunstancias particulares de este brote y si se cumplen ciertas condiciones, el Comité consensuó que es ético ofrecer intervenciones cuya eficacia no está comprobada y con efectos secundarios todavía desconocidos, como potencial tratamiento o prevención”, según la declaración difundida por la OMS. El grupo de especialistas que convocó la OMS para que analice y se pronuncie sobre la utilización de los tratamientos experimentales en la etapa de prueba ha concluido que el uso de fármacos puede justificarse, siempre y cuando se sigan criterios éticos. Entre los más esenciales están “la transparencia sobre todos los aspectos” del tratamiento, el “consentimiento informado” y con libertad de elección, el respeto de la confidencialidad, la preservación de la dignidad del afectado y la participación de la comunidad.

En tres casos se estaba tratando la enfermedad con el suero “milagroso”, el medicamento experimental ZMapp, llegado desde Estados Unidos. Dos de ellos eran voluntarios estadounidenses que fueron infectados en Liberia y repatriados a su país. El tercer paciente era el religioso español Miguel Pajares, que también fue repatriado desde Liberia a España el pasado 7 de agosto y que ha fallecido este martes.

“No sabemos si el cura español estaba ya en una fase avanzada”, ha explicado por su parte la subdirectora general de la OMS, Marie-Paule Kieny al ser preguntada sobre el caso de Pajares, que ya estaba siendo tratado por el fármaco, comprado en Ginebra. Aclaró que con la aprobación del uso de fármacos que no se han probado en humanos no pretenden “dar esperanza de que la gente puede ser tratada ahora”, sino alentar a que se acelere su desarrollo.

Los ensayos clínicos de dos potenciales vacunas contra el Ébola comenzarán a finales de septiembre, afirmó Kieny, que señaló que hay además varios tipos de medicamentos de dos diferentes tipos. La organización aclaró que sigue recomendando las medidas clásicas de salud pública para controlar el brote de ébola en África occidental y pidió no poner esperanzas desmedidas en tratamientos o vacunas experimentales, para cuyo uso ya ha dado luz verde.

comentarios

imagen imagen
Login