Cargando...
Por Redacción

Aumentan esfuerzos para lograr una tregua en Gaza



El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, intentaban arrancar este martes un alto el fuego entre Israel y Hamas tras 14 días de bombardeos israelíes en Gaza, que han dejado cerca de 600 palestinos muertos. Sin embargo, el ejército de Israel seguía decidido a continuar sus operaciones militares aéreas y terrestres en la Franja de Gaza, controlada por los islamistas de Hamas, para detener los lanzamientos de cohetes contra su territorio, y tras la muerte de 27 soldados israelíes. “Vamos a continuar las operaciones para luchar contra el terrorismo”, declaró Peter Lerner, un portavoz del ejército israelí.


Los medios de comunicación palestinos evocaron por su parte el lunes por la noche la posibilidad de que se decrete una tregua humanitaria de unas horas este martes, pero esta información no ha sido confirmada. El presidente palestino Mahmud Abas y el jefe del Hamas, Jaled Mechaal pidieron el lunes desde Doha el fin de “la agresión israelí” contra el enclave palestino y el levantamiento del bloqueo impuesto a Gaza desde 2006. “Hamas y Abas acordaron que todas las organizaciones palestinas deben obrar juntas a favor de un alto el fuego”, declaró a la AFP, Azam al Ahmad, un negociador del movimiento nacionalista Fatah.


Desde Egipto, tradicional mediador entre Israel y los palestinos, Kerry defendió los “esfuerzos legítimos y adecuados” de su aliado israelí “para protegerse” contra los disparos de cohetes palestinos. Sin embargo, expresó también su “profunda preocupación” sobre la situación de los civiles en la Franja de Gaza, las principales víctimas del conflicto.


El secretario de Estado norteamericano prometió 47 millones de dólares de ayuda humanitaria a los civiles de este enclave de 362 km2, donde viven en la miseria 1,8 millones de habitantes, es decir, una de las densidades de población más elevadas del mundo. “La violencia debe cesar, debe cesar de inmediato. Lo que hemos visto los últimos días es inaceptable”, dijo por su parte Ban Ki-moon, antes de su llegada prevista a Israel este martes.


Trece palestinos murieron el martes por la mañana en nuevos bombardeos israelíes. Entre las víctimas figuran cinco miembros de una misma familia y una mujer embarazada. Desde que empezó la ofensiva israelí en Gaza, el 8 de julio, han muerto cerca de 587 palestinos y otros 3.640 han resultado heridos.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Aumentan esfuerzos para lograr una tregua en Gaza

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, intentaban arrancar este martes un alto el fuego entre Israel y Hamas tras 14 días de bombardeos israelíes en Gaza, que han dejado cerca de 600 palestinos muertos. Sin embargo, el ejército de Israel seguía decidido a continuar sus operaciones militares aéreas y terrestres en la Franja de Gaza, controlada por los islamistas de Hamas, para detener los lanzamientos de cohetes contra su territorio, y tras la muerte de 27 soldados israelíes. “Vamos a continuar las operaciones para luchar contra el terrorismo”, declaró Peter Lerner, un portavoz del ejército israelí.

Los medios de comunicación palestinos evocaron por su parte el lunes por la noche la posibilidad de que se decrete una tregua humanitaria de unas horas este martes, pero esta información no ha sido confirmada. El presidente palestino Mahmud Abas y el jefe del Hamas, Jaled Mechaal pidieron el lunes desde Doha el fin de “la agresión israelí” contra el enclave palestino y el levantamiento del bloqueo impuesto a Gaza desde 2006. “Hamas y Abas acordaron que todas las organizaciones palestinas deben obrar juntas a favor de un alto el fuego”, declaró a la AFP, Azam al Ahmad, un negociador del movimiento nacionalista Fatah.

Desde Egipto, tradicional mediador entre Israel y los palestinos, Kerry defendió los “esfuerzos legítimos y adecuados” de su aliado israelí “para protegerse” contra los disparos de cohetes palestinos. Sin embargo, expresó también su “profunda preocupación” sobre la situación de los civiles en la Franja de Gaza, las principales víctimas del conflicto.

El secretario de Estado norteamericano prometió 47 millones de dólares de ayuda humanitaria a los civiles de este enclave de 362 km2, donde viven en la miseria 1,8 millones de habitantes, es decir, una de las densidades de población más elevadas del mundo. “La violencia debe cesar, debe cesar de inmediato. Lo que hemos visto los últimos días es inaceptable”, dijo por su parte Ban Ki-moon, antes de su llegada prevista a Israel este martes.

Trece palestinos murieron el martes por la mañana en nuevos bombardeos israelíes. Entre las víctimas figuran cinco miembros de una misma familia y una mujer embarazada. Desde que empezó la ofensiva israelí en Gaza, el 8 de julio, han muerto cerca de 587 palestinos y otros 3.640 han resultado heridos.

comentarios

imagen imagen
Login