ciudadanodiario.com.ar
Asma y EPOC en la mira
Cargando...
Por Redacción

Asma y EPOC en la mira



Mendoza es la primera provincia del interior del país en tener un programa destinado a favorecer la detección y mejorar el acceso al tratamiento de las llamadas Enfermedades Respiratorias Crónicas (ERC), a su vez, se pretende fortalecer los sistemas de salud para la atención de estas patologías, en especial, el asma y el EPOC en la población adulta.


El 9 % de las muertes en el país suceden por causa de estas afecciones, por ello el Programa Provincial se une a su par Nacional para contribuir a la reducción de su morbilidad y mortalidad en la población adulta, mediante la adquisición de equipamiento para mejorar la detección en los Centros de Atención Primaria de la Salud y la capacitación de sus recursos humanos. De esta manera, se pretende fortalecer la capacidad de estos servicios para la detección y atención precoz, mejorar el acceso al tratamiento, fortalecer el control de consumo de tabaco en la población con ERC, promover la rehabilitación de las consecuencias de estas enfermedades e incrementar el conocimiento sobre ellas.


El Programa Provincial de Enfermedades Respiratorias Crónicas incluye en su primera etapa rinitis alérgica, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) e hipertensión pulmonar y tiene como objetivo prevenir, concientizar sobre estas patologías, lograr equidad y hacer eficientes los tratamientos con la incorporación de nuevos medicamentos. En principio, los equipos de salud irán en busca de la gente para lo que se dispondrá de carpas de factores de riesgo que recorrerán todo el territorio de la provincia; se incorpora nueva tecnología como cooxímetros para medir el monóxido de carbono en la respiración y picos de flujo electrónico para determinar la edad y la función pulmonar. Ellos permiten conocer en forma inmediata el estado de los pulmones de la persona y derivarla con celeridad para que reciba tratamiento.


Cabe destacar que las Enfermedades Respiratorias Crónicas son las que comprometen pulmones y/o vías respiratorias y afectan a gran cantidad de personas en el mundo. Entre ellas, el asma y el EPOC son las más graves en tanto a la primera la padecen 235 millones de personas, de las que fallecen unas 260.000 por año y a la segunda unas 64 millones de las que se estima mueren tres millones en el mismo período. Según  la Organización Mundial de la Salud, en 2030 el EPOC será la cuarta causa de muerte en el planeta.


Se debe entender que una de las medidas más efectivas para prevenir las enfermedades respiratorias  es abandonar el consumo de tabaco, ya que además de ser una de las causas principales de su incidencia, limita la calidad de vida de los fumadores. El Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Dr. Emilio Coni informa que en Argentina hubo 10.271 muertes por asma y EPOC entre 2009 y 2010.


El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias que varían en severidad y frecuencia según quién la padezca. Sus síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche. El momento más álgido es cuando se produce el llamado “ataque de asma”: el revestimiento de los bronquios se inflama y esto provoca que las vías de respiración se estrechen, de esta manera se disminuye de manera notable el flujo del aire que entra y sale de los pulmones. Por otro lado, los síntomas recurrentes causan insomnio, fatiga diurna, disminución de la actividad y ausentismo tanto escolar como laboral.  Esta enfermedad crónica es más frecuente en los niños y a menudo no se diagnostica de manera correcta ni se recibe el tratamiento adecuado, lo que implica un deterioro notorio del paciente y una carga importante para su familia. Para mayor información sobre asma, ingresar a  http://www.ciudadanodiario.com.ar/lucha-contra-el-asma-infantil/ .


Por su parte, el EPOC no es una sola enfermedad respiratoria crónica sino un conjunto de ellas, tal es así, que hoy los términos “bronquitis crónica” y “enfisema” dejan de usarse porque sus diagnósticos se incluyen en los de la EPOC. Esta patología tiene la capacidad de alterar la respiración normal y puede ser mortal. Su principal causa es el humo del tabaco, lo que incluye tanto a fumadores pasivos como activos; por ello, si no hay intervenciones rápidas para disminuir la exposición a él, las muertes por EPOC crecerían un 30 % en los próximos diez años. Además, afecta casi por igual a hombres y mujeres y  no se cura, aunque un tratamiento adecuado retrasa su progresión.


La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica se caracteriza por un bloqueo persistente del flujo del aire que puede ser mortal si no recibe tratamiento adecuado y a tiempo. Sus síntomas son: falta de aire (difnea), expectoración anormal y tos crónica. Posee la característica de tener una evolución lenta por lo que es usual que el diagnóstico aparezca en personas de 40 años en adelante. Por otra parte, es más común en el sexo masculino aunque el incremento del consumo de tabaco por parte de mujeres, eleva sus probabilidades de desarrollarla.


Es preciso recordar otros factores de riesgo que se suman al humo del tabaco, entre ellos: la contaminación del aire de interiores, como la utilización de combustibles sólidos en la cocina y la calefacción; la contaminación del aire exterior, la exposición laboral a polvos y productos químicos (vapores, irritantes y gases) y las infecciones repetidas de las vías respiratorias inferiores durante la infancia.


Para evitar que estas afecciones avancen es de relevancia acrecentar las actividades de prevención y control, tal es el objetivo del Programa Provincial de Enfermedades Respiratorias Crónicas. Sería un logro en la lucha contra ellas crear ambientes saludables, sobre todo en las poblaciones pobres y desfavorecidas;  reducir los factores de riesgo comunes de las enfermedades crónicas, como el consumo de tabaco, las dietas malsanas y la inactividad física; y prevenir tanto las muertes prematuras como las discapacidades evitables que se relacionan con este tipo de enfermedades.


Si se tiene en cuenta que cerca del 90 % de las muertes por EPOC se producen en países de bajos y medianos ingresos, donde no siempre se ponen en práctica estrategias eficaces de prevención, tratamiento y control, o bien no hay acceso a ellos, el Programa Provincial resulta una excelente medida que se espera funcione conforme a sus objetivos y adquiera recursos y permanencia.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Asma y EPOC en la mira

Mendoza es la primera provincia del interior del país en tener un programa destinado a favorecer la detección y mejorar el acceso al tratamiento de las llamadas Enfermedades Respiratorias Crónicas (ERC), a su vez, se pretende fortalecer los sistemas de salud para la atención de estas patologías, en especial, el asma y el EPOC en la población adulta.

El 9 % de las muertes en el país suceden por causa de estas afecciones, por ello el Programa Provincial se une a su par Nacional para contribuir a la reducción de su morbilidad y mortalidad en la población adulta, mediante la adquisición de equipamiento para mejorar la detección en los Centros de Atención Primaria de la Salud y la capacitación de sus recursos humanos. De esta manera, se pretende fortalecer la capacidad de estos servicios para la detección y atención precoz, mejorar el acceso al tratamiento, fortalecer el control de consumo de tabaco en la población con ERC, promover la rehabilitación de las consecuencias de estas enfermedades e incrementar el conocimiento sobre ellas.

El Programa Provincial de Enfermedades Respiratorias Crónicas incluye en su primera etapa rinitis alérgica, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) e hipertensión pulmonar y tiene como objetivo prevenir, concientizar sobre estas patologías, lograr equidad y hacer eficientes los tratamientos con la incorporación de nuevos medicamentos. En principio, los equipos de salud irán en busca de la gente para lo que se dispondrá de carpas de factores de riesgo que recorrerán todo el territorio de la provincia; se incorpora nueva tecnología como cooxímetros para medir el monóxido de carbono en la respiración y picos de flujo electrónico para determinar la edad y la función pulmonar. Ellos permiten conocer en forma inmediata el estado de los pulmones de la persona y derivarla con celeridad para que reciba tratamiento.

Cabe destacar que las Enfermedades Respiratorias Crónicas son las que comprometen pulmones y/o vías respiratorias y afectan a gran cantidad de personas en el mundo. Entre ellas, el asma y el EPOC son las más graves en tanto a la primera la padecen 235 millones de personas, de las que fallecen unas 260.000 por año y a la segunda unas 64 millones de las que se estima mueren tres millones en el mismo período. Según  la Organización Mundial de la Salud, en 2030 el EPOC será la cuarta causa de muerte en el planeta.

Se debe entender que una de las medidas más efectivas para prevenir las enfermedades respiratorias  es abandonar el consumo de tabaco, ya que además de ser una de las causas principales de su incidencia, limita la calidad de vida de los fumadores. El Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Dr. Emilio Coni informa que en Argentina hubo 10.271 muertes por asma y EPOC entre 2009 y 2010.

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por ataques recurrentes de disnea y sibilancias que varían en severidad y frecuencia según quién la padezca. Sus síntomas pueden sobrevenir varias veces al día o a la semana y en algunas personas se agravan durante la actividad física o por la noche. El momento más álgido es cuando se produce el llamado “ataque de asma”: el revestimiento de los bronquios se inflama y esto provoca que las vías de respiración se estrechen, de esta manera se disminuye de manera notable el flujo del aire que entra y sale de los pulmones. Por otro lado, los síntomas recurrentes causan insomnio, fatiga diurna, disminución de la actividad y ausentismo tanto escolar como laboral.  Esta enfermedad crónica es más frecuente en los niños y a menudo no se diagnostica de manera correcta ni se recibe el tratamiento adecuado, lo que implica un deterioro notorio del paciente y una carga importante para su familia. Para mayor información sobre asma, ingresar a  http://www.ciudadanodiario.com.ar/lucha-contra-el-asma-infantil/ .

Por su parte, el EPOC no es una sola enfermedad respiratoria crónica sino un conjunto de ellas, tal es así, que hoy los términos “bronquitis crónica” y “enfisema” dejan de usarse porque sus diagnósticos se incluyen en los de la EPOC. Esta patología tiene la capacidad de alterar la respiración normal y puede ser mortal. Su principal causa es el humo del tabaco, lo que incluye tanto a fumadores pasivos como activos; por ello, si no hay intervenciones rápidas para disminuir la exposición a él, las muertes por EPOC crecerían un 30 % en los próximos diez años. Además, afecta casi por igual a hombres y mujeres y  no se cura, aunque un tratamiento adecuado retrasa su progresión.

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica se caracteriza por un bloqueo persistente del flujo del aire que puede ser mortal si no recibe tratamiento adecuado y a tiempo. Sus síntomas son: falta de aire (difnea), expectoración anormal y tos crónica. Posee la característica de tener una evolución lenta por lo que es usual que el diagnóstico aparezca en personas de 40 años en adelante. Por otra parte, es más común en el sexo masculino aunque el incremento del consumo de tabaco por parte de mujeres, eleva sus probabilidades de desarrollarla.

Es preciso recordar otros factores de riesgo que se suman al humo del tabaco, entre ellos: la contaminación del aire de interiores, como la utilización de combustibles sólidos en la cocina y la calefacción; la contaminación del aire exterior, la exposición laboral a polvos y productos químicos (vapores, irritantes y gases) y las infecciones repetidas de las vías respiratorias inferiores durante la infancia.

Para evitar que estas afecciones avancen es de relevancia acrecentar las actividades de prevención y control, tal es el objetivo del Programa Provincial de Enfermedades Respiratorias Crónicas. Sería un logro en la lucha contra ellas crear ambientes saludables, sobre todo en las poblaciones pobres y desfavorecidas;  reducir los factores de riesgo comunes de las enfermedades crónicas, como el consumo de tabaco, las dietas malsanas y la inactividad física; y prevenir tanto las muertes prematuras como las discapacidades evitables que se relacionan con este tipo de enfermedades.

Si se tiene en cuenta que cerca del 90 % de las muertes por EPOC se producen en países de bajos y medianos ingresos, donde no siempre se ponen en práctica estrategias eficaces de prevención, tratamiento y control, o bien no hay acceso a ellos, el Programa Provincial resulta una excelente medida que se espera funcione conforme a sus objetivos y adquiera recursos y permanencia.

comentarios

Login