Cargando...
Por Redacción

Asesinaron a golpes a un hombre en Tunuyán



Un hombre fue muerto a golpes en horas de la noche del jueves en Tunuyán, y en el medio de todo esto se sospecha que hubo una gran ingesta de alcohol. Manchas de sangre, un palo con restos hemáticos, y la palabra de varios testigos permitieron reconstruir este asesinato, que tuvo lugar en una finca, propiedad de Luis Nina Mercado, de 48 años.


Eran las 20 cuando el propietario del sitio, ubicado en calle Quintana, de Vista Flores, llegó al lugar y encontró al casero en estado de ebriedad. Este hombre, llamado Eduardo Pola, de 58 años, tenía varias manchas de sangre en su vestimenta, por lo que inmediatamente avisó a la policía.



Horas antes, al mediodía, varios vecinos del lugar aseguraron haber visto al casero manipulando varias cajas de vino, y durante la tarde a una persona herida en el interior del inmueble. Al momento en que los policías llegaron a la finca, dieron cuenta de numerosas manchas de sangre, por lo que no tardaron en sospechar que se había librado una pelea.


Fue en el exterior de la casa donde los investigadores encontraron el cuerpo sin vida del hombre, a quien identificaron con el apodo de “Poca Vida”, o “El Piqueiro”. Cerca de allí hallaron un palo lleno de sangre. Con ese objeto, suponen los pesquisas, fue que habrían terminado con la vida del occiso.


Faltaba el interrogatorio de rigor, ante el cual el casero se contradijo en varias oportunidades, pero pudo aportar el dato de que un hombre, apodado “El Cabeza”, habría sido el autor material del asesinato, mientras que Pola se habría encargado simplemente de llevar el cuerpo hacia el exterior.


Se trata ahora de encontrar a esta persona prófuga, mientras que Eduardo Pola se halla detenido en la comisaría de Vista Flores, donde quedó a disposición de la justicia./ Foto Gentileza El Cuco Digital.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Asesinaron a golpes a un hombre en Tunuyán

Un hombre fue muerto a golpes en horas de la noche del jueves en Tunuyán, y en el medio de todo esto se sospecha que hubo una gran ingesta de alcohol. Manchas de sangre, un palo con restos hemáticos, y la palabra de varios testigos permitieron reconstruir este asesinato, que tuvo lugar en una finca, propiedad de Luis Nina Mercado, de 48 años.

Eran las 20 cuando el propietario del sitio, ubicado en calle Quintana, de Vista Flores, llegó al lugar y encontró al casero en estado de ebriedad. Este hombre, llamado Eduardo Pola, de 58 años, tenía varias manchas de sangre en su vestimenta, por lo que inmediatamente avisó a la policía.

Horas antes, al mediodía, varios vecinos del lugar aseguraron haber visto al casero manipulando varias cajas de vino, y durante la tarde a una persona herida en el interior del inmueble. Al momento en que los policías llegaron a la finca, dieron cuenta de numerosas manchas de sangre, por lo que no tardaron en sospechar que se había librado una pelea.

Fue en el exterior de la casa donde los investigadores encontraron el cuerpo sin vida del hombre, a quien identificaron con el apodo de “Poca Vida”, o “El Piqueiro”. Cerca de allí hallaron un palo lleno de sangre. Con ese objeto, suponen los pesquisas, fue que habrían terminado con la vida del occiso.

Faltaba el interrogatorio de rigor, ante el cual el casero se contradijo en varias oportunidades, pero pudo aportar el dato de que un hombre, apodado “El Cabeza”, habría sido el autor material del asesinato, mientras que Pola se habría encargado simplemente de llevar el cuerpo hacia el exterior.

Se trata ahora de encontrar a esta persona prófuga, mientras que Eduardo Pola se halla detenido en la comisaría de Vista Flores, donde quedó a disposición de la justicia./ Foto Gentileza El Cuco Digital.

comentarios

imagen imagen
Login