Cargando...
Por Redacción

Argumentos de Sileoni para avalar cambios en educación bonaerense



El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni defendió las modificaciones al régimen académico de la escuela primaria impulsado en la provincia de Buenos Aires al asegurar que no incita a los alumnos a “bajar los brazos” sino que constituye un nuevo modo de evaluar. “El espíritu de esa norma no es que bajen los brazos y de todo lo mismo, sino que hay otros modos de evaluar. No lo pensemos como un viva la Pepa, hay otros caminos”, manifestó Sileoni en declaraciones formuladas a radio La Red.

“No hay que pensar que el único modo de evaluar y hacer un sistema educativo es como hace 50 años. En buena parte del mundo no hay repitencia, en países de Europa y sistemas educativos reputados, como los escandinavos, no hay repitencia pero hay exigencia”, añadió.

El ministro destacó su desacuerdo con la eliminación de la exigencia pero resaltó la necesidad de que el alumno permanezca en la escuela incentivando el esfuerzo y promoviendo la socialización. “Si la norma es para no exigir, no estamos de acuerdo. Está bien el esfuerzo, no puede ser todo igual, vale el cuadro de honor, pero el pibe que no está llegando en primer grado y repite tiene que hacer un esfuerzo de socialización”, explicó.

“Un pibe de siete u ocho años no especula, es probable que la familia se haya distraído y un boletín frío no sirve para mucho, a los pibes los tenemos que tener en la escuela por que si no se van a la esquina”, añadió.

Hasta aquí, el argumento utilizado por el ministro de Educación para avalar la medida del gobierno bonaerense. Pero el funcionario comete un error: dice que “en buena parte del mundo no hay repitencia”. Y agrega que en “sistemas educativos reputados, como los escandinavos, no hay repitencia pero hay exigencia”.

¿Acaso no sabe Sileoni que en las escuelas argentinas los maestros no pueden exigir? ¿Desconoce que los padres “aprietan” a los docentes si éstos les exigen a los alumnos, llegando a agredirlos por ese motivo? Y entonces surge una pregunta: ¿será que eliminando los aplazos piensan a la vez evitar estas agresiones?

Debería saber el ministro que nivelar para abajo siempre es malo y que con medidas como estas seguramente dentro de poco la educación estará mucho peor que 50 años atrás, una época con la que quiere comparar el sistema vigente en la actualidad sólo porque ahora casi la totalidad de los estudiantes tienen netbook, que de paso, usan para recibir más ideología que otra cosa, las venden o se las facilitan a sus parientes para otros fines muy distintos a los que en un principio tuvieron.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Argumentos de Sileoni para avalar cambios en educación bonaerense

El ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni defendió las modificaciones al régimen académico de la escuela primaria impulsado en la provincia de Buenos Aires al asegurar que no incita a los alumnos a “bajar los brazos” sino que constituye un nuevo modo de evaluar. “El espíritu de esa norma no es que bajen los brazos y de todo lo mismo, sino que hay otros modos de evaluar. No lo pensemos como un viva la Pepa, hay otros caminos”, manifestó Sileoni en declaraciones formuladas a radio La Red.
“No hay que pensar que el único modo de evaluar y hacer un sistema educativo es como hace 50 años. En buena parte del mundo no hay repitencia, en países de Europa y sistemas educativos reputados, como los escandinavos, no hay repitencia pero hay exigencia”, añadió.
El ministro destacó su desacuerdo con la eliminación de la exigencia pero resaltó la necesidad de que el alumno permanezca en la escuela incentivando el esfuerzo y promoviendo la socialización. “Si la norma es para no exigir, no estamos de acuerdo. Está bien el esfuerzo, no puede ser todo igual, vale el cuadro de honor, pero el pibe que no está llegando en primer grado y repite tiene que hacer un esfuerzo de socialización”, explicó.
“Un pibe de siete u ocho años no especula, es probable que la familia se haya distraído y un boletín frío no sirve para mucho, a los pibes los tenemos que tener en la escuela por que si no se van a la esquina”, añadió.
Hasta aquí, el argumento utilizado por el ministro de Educación para avalar la medida del gobierno bonaerense. Pero el funcionario comete un error: dice que “en buena parte del mundo no hay repitencia”. Y agrega que en “sistemas educativos reputados, como los escandinavos, no hay repitencia pero hay exigencia”.
¿Acaso no sabe Sileoni que en las escuelas argentinas los maestros no pueden exigir? ¿Desconoce que los padres “aprietan” a los docentes si éstos les exigen a los alumnos, llegando a agredirlos por ese motivo? Y entonces surge una pregunta: ¿será que eliminando los aplazos piensan a la vez evitar estas agresiones?
Debería saber el ministro que nivelar para abajo siempre es malo y que con medidas como estas seguramente dentro de poco la educación estará mucho peor que 50 años atrás, una época con la que quiere comparar el sistema vigente en la actualidad sólo porque ahora casi la totalidad de los estudiantes tienen netbook, que de paso, usan para recibir más ideología que otra cosa, las venden o se las facilitan a sus parientes para otros fines muy distintos a los que en un principio tuvieron.

comentarios

imagen imagen
Login