Cargando...
Por Redacción

Los Pumas jugaron con el alma pero perdieron ante Australia



 












Un pase fallido de Nicolás Sánchez hacia el centro apenas pasado el minuto de juego fue interceptado por Rob Simmons y ya no hubo nada que hacer. Try de Australia y apertura del marcador del partido que luego los oceánicos manejaron hasta el final desde su fortaleza física.





Bernard Foley no falló y a los 2:22 el juego estaba 7-0 a favor de los Wallabies. Pudo Argentina haber igualado la escena con una corrida de Marcelo Bosch, quien se iba libre al try tras un gran pase de Juan Martín Hernández, pero el propio Foley apareció con un tackle salvador.




Australia se sentía fuerte. Y lo estaba. Penal mediante convertido por Nico Sánchez, los Wallabies lograron su segundo apoyo con una corrida imparable de Adam Ashley-Cooper,convertido por Foley para el 14-3.


Los Pumas estaban tocados y la tarea se reducía a frenar el avance del rival. Sólo después de los 20 minutos lograron salir del asedio y acercarse, aunque poco, en el marcador, con otro penal de Sánchez a los 23. Era el momento de buscar un try sobre el final y en eso andaban los de Hourcade cuando una decisión controvertida del árbitro Wayne Barnes maniató toda intención al amonestar a Tomas Lavanini por un tacklear sin los brazos y entonces Argentina afrontó los últimos minutos del primer tiempo con uno menos.


En ese lapso perdió a Agustín Creevy por lesión (ingresó Julián Montoya a los 30) y Australia ratificó su poderío con otro try, nuevamente de Ashley-Cooper.


La defensa de Australia, casi siempre implacable, dejó un hueco que Argentino vio con serias intenciones de try. Cordero se lanzó con su clásica corrida, soltó para Hernández y parecía que sí; “Juani” tiró atrás para Landajo, la pelota cató con el jugador de espaldas al in goal y el árbitro cobró knock on. Hubo silbido general en el estadio, a modo de reprobación para otra decisión al menos polémica del árbitro que freno a Los Pumas.


El primer tiempo terminó ahí, con un 19-9 en favor de los Wallabies, que por juego, físico y mente, están cada vez más cerca de la final con Nueva Zelanda.





comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Los Pumas jugaron con el alma pero perdieron ante Australia

 

Un pase fallido de Nicolás Sánchez hacia el centro apenas pasado el minuto de juego fue interceptado por Rob Simmons y ya no hubo nada que hacer. Try de Australia y apertura del marcador del partido que luego los oceánicos manejaron hasta el final desde su fortaleza física.

Bernard Foley no falló y a los 2:22 el juego estaba 7-0 a favor de los Wallabies. Pudo Argentina haber igualado la escena con una corrida de Marcelo Bosch, quien se iba libre al try tras un gran pase de Juan Martín Hernández, pero el propio Foley apareció con un tackle salvador.

Australia se sentía fuerte. Y lo estaba. Penal mediante convertido por Nico Sánchez, los Wallabies lograron su segundo apoyo con una corrida imparable de Adam Ashley-Cooper,convertido por Foley para el 14-3.

Los Pumas estaban tocados y la tarea se reducía a frenar el avance del rival. Sólo después de los 20 minutos lograron salir del asedio y acercarse, aunque poco, en el marcador, con otro penal de Sánchez a los 23. Era el momento de buscar un try sobre el final y en eso andaban los de Hourcade cuando una decisión controvertida del árbitro Wayne Barnes maniató toda intención al amonestar a Tomas Lavanini por un tacklear sin los brazos y entonces Argentina afrontó los últimos minutos del primer tiempo con uno menos.

En ese lapso perdió a Agustín Creevy por lesión (ingresó Julián Montoya a los 30) y Australia ratificó su poderío con otro try, nuevamente de Ashley-Cooper.

La defensa de Australia, casi siempre implacable, dejó un hueco que Argentino vio con serias intenciones de try. Cordero se lanzó con su clásica corrida, soltó para Hernández y parecía que sí; “Juani” tiró atrás para Landajo, la pelota cató con el jugador de espaldas al in goal y el árbitro cobró knock on. Hubo silbido general en el estadio, a modo de reprobación para otra decisión al menos polémica del árbitro que freno a Los Pumas.

El primer tiempo terminó ahí, con un 19-9 en favor de los Wallabies, que por juego, físico y mente, están cada vez más cerca de la final con Nueva Zelanda.

comentarios

imagen imagen
Login