Cargando...
Por Redacción
imagen

Aníbal aseguró que las pruebas de Hotesur son inválidas



El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró que son “inválidas” las medidas de prueba dispuestas por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa Hotesur porque “fueron obtenidas en forma ilegal”.


“Las pruebas se invalidan a sí mismas. Fueron obtenidas en forma ilegal”, señaló Fernández, quien aseguró que así lo indica el fallo de la Cámara Federal que apartó al juez Bonadío de esa investigación.


En declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno, el funcionario indicó que “la competencia es de Río Gallegos” pero que el juez Bonadio “se negaba a tratar eso, no le dejaba ver el expediente a la defensa”.


Para Fernández, en este caso se aplica la llamada docrtina del “fruto del árbol venenoso” por la que, si las pruebas fueron obtenidas en forma ilegal, todo lo actuado a partir de eso también es inválido.


El jefe de ministros, acusó a Bonadio de salir en “una excursión de pesca” y de determinar allanamientos para “ver qué se encuentra” y, eventualmente comenzar una investigación “a partir de lo que se pescó”.


Al mismo tiempo, avaló la decisíon del actual juez de la causa, Daniel Rafecas, quien puso al frente de la custodia de esa documentación a la Prefectura Naval y apartó a la Policía Metropolitana.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Aníbal aseguró que las pruebas de Hotesur son inválidas

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, consideró que son “inválidas” las medidas de prueba dispuestas por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa Hotesur porque “fueron obtenidas en forma ilegal”.

“Las pruebas se invalidan a sí mismas. Fueron obtenidas en forma ilegal”, señaló Fernández, quien aseguró que así lo indica el fallo de la Cámara Federal que apartó al juez Bonadío de esa investigación.

En declaraciones formuladas en la Casa de Gobierno, el funcionario indicó que “la competencia es de Río Gallegos” pero que el juez Bonadio “se negaba a tratar eso, no le dejaba ver el expediente a la defensa”.

Para Fernández, en este caso se aplica la llamada docrtina del “fruto del árbol venenoso” por la que, si las pruebas fueron obtenidas en forma ilegal, todo lo actuado a partir de eso también es inválido.

El jefe de ministros, acusó a Bonadio de salir en “una excursión de pesca” y de determinar allanamientos para “ver qué se encuentra” y, eventualmente comenzar una investigación “a partir de lo que se pescó”.

Al mismo tiempo, avaló la decisíon del actual juez de la causa, Daniel Rafecas, quien puso al frente de la custodia de esa documentación a la Prefectura Naval y apartó a la Policía Metropolitana.

comentarios

imagen imagen
Login