Cargando...
Por Redacción

Andrea Rincón tuvo una recaída en su lucha contra las adicciones



El 2014 fue un año de transición para Andrea Rincón a raíz de un tratamiento ambulatorio por sus adicciones a las drogas, luego de haber estado internada durante varios meses.


Cuando el inicio del 2015 parecía promisorio y la encontró trabajando junto a la productora de Pablo Echarri, grabando para la nueva tira de Telefe, “La Leona”, la morocha fue protagonista de un nuevo escándalo en los últimos días.


Rincón pasó un mal momento cuando se trenzó en una pelea con una mujer que trabaja de trapito en el barrio de Palermo, donde vive. Si bien en un principio se dijo que el conflicto empezó porque Andrea no quiso pagar, luego ella desmintió la versión. Aseguró que se indignó porque la trapito la hizo chocar el auto y luego la amenazó con un cuchillo.


La actriz entonces se defendió a las piñas y terminó haciendo la denuncia en la policía y mostró en Twitter una foto que fue tomada adentro de un patrullero.


Luego, ante la presión de los medios, Rincón dio una nota y se la vio nuevamente con su “habla” y sus “modismos” con esos detalles visibles de tiempos de adicción y recaída, según advertían algunos periodistas de espectáculos.


Un reencuentro con un viejo entorno al cual se lo puede denominar “adictivo” y una inclinación hacia lo espiritista o relacionado al cambio de energías, con un llamado Jorge Tallarico señalado como “su chamán”, hacían sospechar que no venían bien las cosas en la vida de Andrea fuera de lo laboral.


Según el doctor en neuropsiquiatría Javier Naveros, terapeuta asignado por la Clínica Avril, sitio donde se había auto internado en un primer momento la actriz, “nosotros dejamos de atender a Andrea Rincón en el mes de febrero. Ella pasó aparentemente a otra etapa y la decisión surgió luego de una reunión junto a su familia. Esto es lo único que podemos contar. Ahora, seguramente, continúa en tratamiento ambulatorio pero en alguna otra entidad que ni siquiera nosotros sabemos”, señalo el profesional.


Hace pocas horas, utilizando las redes sociales, Andrea, pidió ayuda a su amiga Celeste para que la asistiera, que necesitaba hablar con ella y estar acompañada. Esto lo hizo con un lapidario mensaje que expresaba: “Está todo mal amiga, ¿Estás en Ideas? ¿Puedo verte?” mensaje que su amiga, sugestivamente, retwitteó.


Incluso, además del regreso al entorno que el tratamiento había extirpado, se comenta que quien manejaría la carrera de la morocha, por éstos días, sería el representante Arturo Villanueva, a quien también se lo señala como un “personaje tóxico” sobre todo por la delicada salud mental de Rincón.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Andrea Rincón tuvo una recaída en su lucha contra las adicciones

El 2014 fue un año de transición para Andrea Rincón a raíz de un tratamiento ambulatorio por sus adicciones a las drogas, luego de haber estado internada durante varios meses.

Cuando el inicio del 2015 parecía promisorio y la encontró trabajando junto a la productora de Pablo Echarri, grabando para la nueva tira de Telefe, “La Leona”, la morocha fue protagonista de un nuevo escándalo en los últimos días.

Rincón pasó un mal momento cuando se trenzó en una pelea con una mujer que trabaja de trapito en el barrio de Palermo, donde vive. Si bien en un principio se dijo que el conflicto empezó porque Andrea no quiso pagar, luego ella desmintió la versión. Aseguró que se indignó porque la trapito la hizo chocar el auto y luego la amenazó con un cuchillo.

La actriz entonces se defendió a las piñas y terminó haciendo la denuncia en la policía y mostró en Twitter una foto que fue tomada adentro de un patrullero.

Luego, ante la presión de los medios, Rincón dio una nota y se la vio nuevamente con su “habla” y sus “modismos” con esos detalles visibles de tiempos de adicción y recaída, según advertían algunos periodistas de espectáculos.

Un reencuentro con un viejo entorno al cual se lo puede denominar “adictivo” y una inclinación hacia lo espiritista o relacionado al cambio de energías, con un llamado Jorge Tallarico señalado como “su chamán”, hacían sospechar que no venían bien las cosas en la vida de Andrea fuera de lo laboral.

Según el doctor en neuropsiquiatría Javier Naveros, terapeuta asignado por la Clínica Avril, sitio donde se había auto internado en un primer momento la actriz, “nosotros dejamos de atender a Andrea Rincón en el mes de febrero. Ella pasó aparentemente a otra etapa y la decisión surgió luego de una reunión junto a su familia. Esto es lo único que podemos contar. Ahora, seguramente, continúa en tratamiento ambulatorio pero en alguna otra entidad que ni siquiera nosotros sabemos”, señalo el profesional.

Hace pocas horas, utilizando las redes sociales, Andrea, pidió ayuda a su amiga Celeste para que la asistiera, que necesitaba hablar con ella y estar acompañada. Esto lo hizo con un lapidario mensaje que expresaba: “Está todo mal amiga, ¿Estás en Ideas? ¿Puedo verte?” mensaje que su amiga, sugestivamente, retwitteó.

Incluso, además del regreso al entorno que el tratamiento había extirpado, se comenta que quien manejaría la carrera de la morocha, por éstos días, sería el representante Arturo Villanueva, a quien también se lo señala como un “personaje tóxico” sobre todo por la delicada salud mental de Rincón.

comentarios

imagen imagen
Login