ciudadanodiario.com.ar
¿Anda lento wifi? Apagá las luces del arbolito
Cargando...
Por Redacción

¿Anda lento wifi? Apagá las luces del arbolito



El dato surgió de un informe realizado por Ofcom, el regulador de las telecomunicaciones de Reino Unido, que estableció una lista de los posibles factores capaces de alterar la calidad de la señal de Wi-Fi.


El estudio, publicado por The Guardian, señaló que los hornos a microondas son los peores enemigos del Wi-Fi ya que son cajas de metal que, cuando se encienden, utilizan una frecuencia en torno a 2,4 GHz (la misma que el Wi-Fi) creando un “agujero negro” a su alrededor para las señales.


Sobre el por qué las luces podrían provocar fallas, eldiario.es aseguró que “no son las luces, sino el dispositivo eléctrico o electrónico que convierte la señal alterna de la toma de energía eléctrica (220V, 50Hz) en señal continua de tensión más baja lo que podría convertirse en una antena que ralentizase la señal Wi-Fi”.


Heladeras, freezers y lavavajillas también afectan las señales debido a la presencia de metal y tubos llenos de líquidos en su interior, que generalmente absorben la señal. La losa radiante tampoco es amiga del Wi-Fi.


Para una mejor calidad de Wi-Fi, los teléfonos inalámbricos, televisores y parlantes deberían estar alejados del router.


La misma acción debería tomarse en caso de tener el router cerca del del vecino, algo imposible de evitar cuando se vive en un edificio. El problema es que generan interferencias entre unos y otros, aumentando cada uno su potencia para tener más difusión y, por ende, generando aún más interferencias.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

¿Anda lento wifi? Apagá las luces del arbolito

El dato surgió de un informe realizado por Ofcom, el regulador de las telecomunicaciones de Reino Unido, que estableció una lista de los posibles factores capaces de alterar la calidad de la señal de Wi-Fi.

El estudio, publicado por The Guardian, señaló que los hornos a microondas son los peores enemigos del Wi-Fi ya que son cajas de metal que, cuando se encienden, utilizan una frecuencia en torno a 2,4 GHz (la misma que el Wi-Fi) creando un “agujero negro” a su alrededor para las señales.

Sobre el por qué las luces podrían provocar fallas, eldiario.es aseguró que “no son las luces, sino el dispositivo eléctrico o electrónico que convierte la señal alterna de la toma de energía eléctrica (220V, 50Hz) en señal continua de tensión más baja lo que podría convertirse en una antena que ralentizase la señal Wi-Fi”.

Heladeras, freezers y lavavajillas también afectan las señales debido a la presencia de metal y tubos llenos de líquidos en su interior, que generalmente absorben la señal. La losa radiante tampoco es amiga del Wi-Fi.

Para una mejor calidad de Wi-Fi, los teléfonos inalámbricos, televisores y parlantes deberían estar alejados del router.

La misma acción debería tomarse en caso de tener el router cerca del del vecino, algo imposible de evitar cuando se vive en un edificio. El problema es que generan interferencias entre unos y otros, aumentando cada uno su potencia para tener más difusión y, por ende, generando aún más interferencias.

comentarios

Login