ciudadanodiario.com.ar
Alto ahí
Cargando...
Por Redacción

Alto ahí



El clásico de Avellaneda ya pasó, pero aún sigue dando que hablar. El juez, Fernando Rapallini, tuvo una floja actuación y, con sus decisiones, si bien se equivocó para ambos lados, terminó perjudicando más a la “Academia”. Entre sus errores figuran sancionar una plancha que no fue cerca del área, la cual derivó en el primer gol del Rojo y no haber expulsado a Cristian Tula.


Ante esto, el Colegio de Árbitros tiene decidido pararlo por una fecha. Vale recordar que venía con malos antecedentes inmediatos, ya que en la jornada pasada tuvo injerencia en el resultado del duelo entre Rosario Central-Godoy Cruz, al no darle un claro penal al local y haber expulsado de mala manera a Jerez Silva en el visitante.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Alto ahí

El clásico de Avellaneda ya pasó, pero aún sigue dando que hablar. El juez, Fernando Rapallini, tuvo una floja actuación y, con sus decisiones, si bien se equivocó para ambos lados, terminó perjudicando más a la “Academia”. Entre sus errores figuran sancionar una plancha que no fue cerca del área, la cual derivó en el primer gol del Rojo y no haber expulsado a Cristian Tula.

Ante esto, el Colegio de Árbitros tiene decidido pararlo por una fecha. Vale recordar que venía con malos antecedentes inmediatos, ya que en la jornada pasada tuvo injerencia en el resultado del duelo entre Rosario Central-Godoy Cruz, al no darle un claro penal al local y haber expulsado de mala manera a Jerez Silva en el visitante.

comentarios

Login