ciudadanodiario.com.ar
Alemania recibe a migrantes y Austria pide una cumbre europea
Cargando...
Por Redacción

Alemania recibe a migrantes y Austria pide una cumbre europea



Voluntarios con comida, ropa y mantas recibían este domingo en Alemania a miles de migrantes que llegaban desde Hungría y Austria, donde el gobierno pidió una respuesta europea urgente a la crisis migratoria.


En Alemania, batallones de voluntarios se movilizaron en las estaciones de tren de Fráncfort y Múnich, en el oeste y el sur, para acoger a los migrantes con carteles en los que se leía “Bienvenidos a Alemania” y para ofrecerles comida, ropa y mantas.


“La gente nos trata muy bien aquí, nos tratan como a seres humanos, no como en Siria”, dijo con lágrimas en los ojos Mohammad, un sirio de 32 años que tuvo que abandonar la ciudad de Quseir, devastada por la guerra.


Unos 10.000 migrantes procedentes de Hungría debían transitar este domingo por la estación austríaca de Salzburgo camino de Alemania, según la compañía ferroviaria ÖBB.


Las iniciativas solidarias se multiplican en Europa y este domingo el papa Francisco pidió que “cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio, cada santuario de Europa acoja a una familia” de refugiados. El pontífice anunció que las dos parroquias del Vaticano acogerán “en los próximos días” a familias de refugiados.


En una Europa dividida sobre qué hacer frene a la peor crisis migratoria desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Alemania decidió flexibilizar sus normas de acogida de los ciudadanos sirios, que huyen del conflicto en su país. La República Federal, con un población cada vez más vieja y por tanto falta de mano de obra, se ha convertido también en un destino privilegiado para iraquíes, afganos y eritreos.


En una decisión sin precedentes, Austria había aceptado la noche del viernes al sábado, en concertación con Berlín, facilitar la acogida y el tránsito hacia Alemania de miles de migrantes atrapados en Hungría, que este domingo restableció plenamente el tráfico ferroviario para los migrantes.


Hungría representa la principal puerta de entrada en la UE en Europa central y sólo en el mes de agosto llegaron a este país 50.000 personas. La canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro húngaro Viktor Orban acordaron en una entrevista telefónica este domingo “respetar sus obligaciones europeas” y coincidieron en que el flujo de este fin de semana es excepcional, señaló Georg Streiter, portavoz de Merkel.


Respuesta global


El canciller austríaco Werner Faymann advirtió por su lado que el dispositivo habilitado este fin de semana sólo puede ser temporal, y que “una medida de este tipo no puede ser una solución”, razón por la cual Faymann pidió la celebración de una cumbre europea extraordinaria sobre migración, “inmediatamente después” de la reunión de ministros del Interior de la UE prevista el 14 de septiembre para abordar este asunto.


“No hay alternativa a una solución europea común”, insistió el canciller austríaco. El sábado llegaron unos 10.000 migrantes a Austria, de los cuales unos 8.000 prosiguieron su camino hasta Alemania, según las autoridades. El flujo continuará este domingo.


En el Mediterráneo también continúan llegando cientos de migrantes procedentes de las costas turcas del Egeo. Unas 650 personas en total fueron socorridas en el mar el sábado.


Iniciativas solidarias


Mientras tanto, seguían anunciándose iniciativas de solidaridad con los refugiados en distintos puntos del continente. En el mundo del fútbol, la Roma anunció que recabará fondos para el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Save the Children, International Rescue Committee y la Cruz Roja. El Bayern Munich ya hizo un anuncio similar.


En Viena se formó un convoy de unos cincuenta coches de particulares la mañana de este domingo, para recoger a inmigrantes y traerlos desde Hungría.


El gobierno austríaco exige por su lado que los países de la UE se doten de reglas comunes sobre la concesión del estatuto de refugiado a estos migrantes que huyen de conflictos en países como Siria, Irak o Afganistán.


El viernes Acnur pidió repartir al menos 200.000 demandantes de asilo por los países de la Unión Europea. La Comisión Europea propondrá la semana que viene repartir a 120.000 refugiados entre los Estados miembros.


Por su parte el primer ministro australiano, Tony Abbott, declaró este domingo que su país acogerá una mayor proporción de refugiados sirios, aunque no revisará al alza la cuota total para el año.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Alemania recibe a migrantes y Austria pide una cumbre europea

Voluntarios con comida, ropa y mantas recibían este domingo en Alemania a miles de migrantes que llegaban desde Hungría y Austria, donde el gobierno pidió una respuesta europea urgente a la crisis migratoria.

En Alemania, batallones de voluntarios se movilizaron en las estaciones de tren de Fráncfort y Múnich, en el oeste y el sur, para acoger a los migrantes con carteles en los que se leía “Bienvenidos a Alemania” y para ofrecerles comida, ropa y mantas.

“La gente nos trata muy bien aquí, nos tratan como a seres humanos, no como en Siria”, dijo con lágrimas en los ojos Mohammad, un sirio de 32 años que tuvo que abandonar la ciudad de Quseir, devastada por la guerra.

Unos 10.000 migrantes procedentes de Hungría debían transitar este domingo por la estación austríaca de Salzburgo camino de Alemania, según la compañía ferroviaria ÖBB.

Las iniciativas solidarias se multiplican en Europa y este domingo el papa Francisco pidió que “cada parroquia, cada comunidad religiosa, cada monasterio, cada santuario de Europa acoja a una familia” de refugiados. El pontífice anunció que las dos parroquias del Vaticano acogerán “en los próximos días” a familias de refugiados.

En una Europa dividida sobre qué hacer frene a la peor crisis migratoria desde el final de la Segunda Guerra Mundial, Alemania decidió flexibilizar sus normas de acogida de los ciudadanos sirios, que huyen del conflicto en su país. La República Federal, con un población cada vez más vieja y por tanto falta de mano de obra, se ha convertido también en un destino privilegiado para iraquíes, afganos y eritreos.

En una decisión sin precedentes, Austria había aceptado la noche del viernes al sábado, en concertación con Berlín, facilitar la acogida y el tránsito hacia Alemania de miles de migrantes atrapados en Hungría, que este domingo restableció plenamente el tráfico ferroviario para los migrantes.

Hungría representa la principal puerta de entrada en la UE en Europa central y sólo en el mes de agosto llegaron a este país 50.000 personas. La canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro húngaro Viktor Orban acordaron en una entrevista telefónica este domingo “respetar sus obligaciones europeas” y coincidieron en que el flujo de este fin de semana es excepcional, señaló Georg Streiter, portavoz de Merkel.

Respuesta global

El canciller austríaco Werner Faymann advirtió por su lado que el dispositivo habilitado este fin de semana sólo puede ser temporal, y que “una medida de este tipo no puede ser una solución”, razón por la cual Faymann pidió la celebración de una cumbre europea extraordinaria sobre migración, “inmediatamente después” de la reunión de ministros del Interior de la UE prevista el 14 de septiembre para abordar este asunto.

“No hay alternativa a una solución europea común”, insistió el canciller austríaco. El sábado llegaron unos 10.000 migrantes a Austria, de los cuales unos 8.000 prosiguieron su camino hasta Alemania, según las autoridades. El flujo continuará este domingo.

En el Mediterráneo también continúan llegando cientos de migrantes procedentes de las costas turcas del Egeo. Unas 650 personas en total fueron socorridas en el mar el sábado.

Iniciativas solidarias

Mientras tanto, seguían anunciándose iniciativas de solidaridad con los refugiados en distintos puntos del continente. En el mundo del fútbol, la Roma anunció que recabará fondos para el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Save the Children, International Rescue Committee y la Cruz Roja. El Bayern Munich ya hizo un anuncio similar.

En Viena se formó un convoy de unos cincuenta coches de particulares la mañana de este domingo, para recoger a inmigrantes y traerlos desde Hungría.

El gobierno austríaco exige por su lado que los países de la UE se doten de reglas comunes sobre la concesión del estatuto de refugiado a estos migrantes que huyen de conflictos en países como Siria, Irak o Afganistán.

El viernes Acnur pidió repartir al menos 200.000 demandantes de asilo por los países de la Unión Europea. La Comisión Europea propondrá la semana que viene repartir a 120.000 refugiados entre los Estados miembros.

Por su parte el primer ministro australiano, Tony Abbott, declaró este domingo que su país acogerá una mayor proporción de refugiados sirios, aunque no revisará al alza la cuota total para el año.

comentarios

Login