ciudadanodiario.com.ar
Alemania explotó de alegría con el cuarto título mundial
Cargando...
Por Redacción

Alemania explotó de alegría con el cuarto título mundial



Miles de alemanes dieron rienda suelta a su euforia en Berlín cuando Mario Götze marcó el gol de la victoria en la final del Mundial ante Argentina en el minuto 113, este domingo en Maracaná, en el que supone el cuarto título de la En la Puerta de Brandenburgo, corazón de la capital alemana, más de 250.000 personas siguieron el partido en pantallas gigantes, saltando y agitando banderas del país.

El gol histórico de Götze estuvo acompañado del clásico We are the champions del grupo Queen. “Lo hemos logrado… ¡Alemania es campeona del mundo! Vamos a festejarlo toda la noche”, prometió Bianca Hoffman, de 35 años, que viajó a Berlín para seguir la final desde la región de Renania del Norte-Westfalia (oeste).

En las calles, los gritos de alegría llegaban de todas las esquinas, en medio del estruendo de los petardos y de las bocinas de los coches. Una locura de negro, rojo y oro se apoderó de la ciudad, mientras los fuegos artificiales decoraban el cielo. Bajo un cielo nublado, con un poco de lluvia, los aficionados disfrutaron de la agradable noche de verano cerca de Tiergarten, el bosque situado en el corazón de Berlín. Valía todo con tal de portar los colores nacionales; la bandera como capa, como falda, en la cabeza…


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Alemania explotó de alegría con el cuarto título mundial

Miles de alemanes dieron rienda suelta a su euforia en Berlín cuando Mario Götze marcó el gol de la victoria en la final del Mundial ante Argentina en el minuto 113, este domingo en Maracaná, en el que supone el cuarto título de la En la Puerta de Brandenburgo, corazón de la capital alemana, más de 250.000 personas siguieron el partido en pantallas gigantes, saltando y agitando banderas del país.
El gol histórico de Götze estuvo acompañado del clásico We are the champions del grupo Queen. “Lo hemos logrado… ¡Alemania es campeona del mundo! Vamos a festejarlo toda la noche”, prometió Bianca Hoffman, de 35 años, que viajó a Berlín para seguir la final desde la región de Renania del Norte-Westfalia (oeste).
En las calles, los gritos de alegría llegaban de todas las esquinas, en medio del estruendo de los petardos y de las bocinas de los coches. Una locura de negro, rojo y oro se apoderó de la ciudad, mientras los fuegos artificiales decoraban el cielo. Bajo un cielo nublado, con un poco de lluvia, los aficionados disfrutaron de la agradable noche de verano cerca de Tiergarten, el bosque situado en el corazón de Berlín. Valía todo con tal de portar los colores nacionales; la bandera como capa, como falda, en la cabeza…

comentarios

Login