Cargando...
Por Redacción

Advierten que habrá 700 despidos en la industria petrolera neuquina



Las petroleras que operan en el sur despedirán unos 700 trabajadores en los próximos meses debido a una “crisis profunda” en el sector, advirtió el  secretario general del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra.


El sindicalista precisó que los despidos que se esperan afectarán a operarios de “áreas de actividades especiales” y señaló que esa situación “va a golpear muy fuerte” a todo el sector, porque podría aumentar la conflictividad laboral.


Pereyra indicó que el problema es porque a las multinacionales “no les cierran los números y se está trabajando en rojo. Entonces, si a Estados Unidos da la orden, hay que cumplirla”.


En cuanto a las paritarias, el senador dijo que “no se puede ponerle techo, pero aclaró que “se puede negociar” y que los dirigentes tienen que “serenarse” para intentar alcanzar el mejor acuerdo posible.


“Siempre dije que Vaca Muerta está muy inflado”, afirmó Pereyray agregó que “ahora se empezó a desinflar”, y aseguró que muchas empresas se instalaron, pero hay un freno en la actividad que se está “sosteniendo con subsidios porque no se exporta”.


Con los despidos, de acuerdo con las palabras del gremialista, el acuerdo petrolero firmado por las empresas, los sindicatos y el Gobierno el 23 de diciembre pasado parece estar destinado a quedar definitivamente sepultado.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Advierten que habrá 700 despidos en la industria petrolera neuquina

Las petroleras que operan en el sur despedirán unos 700 trabajadores en los próximos meses debido a una “crisis profunda” en el sector, advirtió el  secretario general del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, Guillermo Pereyra.

El sindicalista precisó que los despidos que se esperan afectarán a operarios de “áreas de actividades especiales” y señaló que esa situación “va a golpear muy fuerte” a todo el sector, porque podría aumentar la conflictividad laboral.

Pereyra indicó que el problema es porque a las multinacionales “no les cierran los números y se está trabajando en rojo. Entonces, si a Estados Unidos da la orden, hay que cumplirla”.

En cuanto a las paritarias, el senador dijo que “no se puede ponerle techo, pero aclaró que “se puede negociar” y que los dirigentes tienen que “serenarse” para intentar alcanzar el mejor acuerdo posible.

“Siempre dije que Vaca Muerta está muy inflado”, afirmó Pereyray agregó que “ahora se empezó a desinflar”, y aseguró que muchas empresas se instalaron, pero hay un freno en la actividad que se está “sosteniendo con subsidios porque no se exporta”.

Con los despidos, de acuerdo con las palabras del gremialista, el acuerdo petrolero firmado por las empresas, los sindicatos y el Gobierno el 23 de diciembre pasado parece estar destinado a quedar definitivamente sepultado.

comentarios

imagen imagen
Login