Cargando...
Por Redacción

Admiten estado crítico de las cárceles



“El estado de las penitenciarías de Mendoza es crítico, esto lo venimos marcando nosotros por eso hemos presentado algunos provectos para ver la posibilidad de que se construya el penal. Respecto a la denuncia, hay cosas que considero que se ajustan a la realidad y otras que están un poco “subidas” respecto de la realidad de la institución. Pero son puntos de vista respecto de una misma cuestión”, dijo esta mañana a una radio el titular de Servicio Penitenciario de la provincia, Eduardo Orellano.


En cuanto al tema del hacinamiento, el funcionario expresó que “la prisión de Cuyo, dentro del sistema federal, se está construyendo junto al penal de Almafuerte. Está previsto que se inaugure a mediados del 2015 y la población del servicio de penitenciario que Mendoza tiene como imputados por delitos de índole federal alcanza a 600 personas, aproximadamente, entre hombres y mujeres. Esto ayudaría a descomprimir la población o la sobrepoblación que tienen las prisiones de Mendoza. Independientemente de eso nosotros estamos permanentemente haciendo un mantenimiento sobre las estructuras edilicias que tienen las prisiones de Mendoza”.


“Hay cárceles donde el ciclo de mantenimiento debe ser más próximo que el de otros. El sistema penal de Boulogne Sur Mer por ejemplo  que es vieja o la de San Felipe que no es la mejor, tienen  un ciclo que se acelera. “Indudablemente necesitamos proyectar un nuevo penal que vuelva llevar las condiciones de alojamiento que imperaba en la zona de Mendoza”, explicó, e indicó que en las cáceles mendocinas “hay 3.840 internos”, cuando su capacidad “está en el orden 3.200 personas”.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Admiten estado crítico de las cárceles

“El estado de las penitenciarías de Mendoza es crítico, esto lo venimos marcando nosotros por eso hemos presentado algunos provectos para ver la posibilidad de que se construya el penal. Respecto a la denuncia, hay cosas que considero que se ajustan a la realidad y otras que están un poco “subidas” respecto de la realidad de la institución. Pero son puntos de vista respecto de una misma cuestión”, dijo esta mañana a una radio el titular de Servicio Penitenciario de la provincia, Eduardo Orellano.

En cuanto al tema del hacinamiento, el funcionario expresó que “la prisión de Cuyo, dentro del sistema federal, se está construyendo junto al penal de Almafuerte. Está previsto que se inaugure a mediados del 2015 y la población del servicio de penitenciario que Mendoza tiene como imputados por delitos de índole federal alcanza a 600 personas, aproximadamente, entre hombres y mujeres. Esto ayudaría a descomprimir la población o la sobrepoblación que tienen las prisiones de Mendoza. Independientemente de eso nosotros estamos permanentemente haciendo un mantenimiento sobre las estructuras edilicias que tienen las prisiones de Mendoza”.

“Hay cárceles donde el ciclo de mantenimiento debe ser más próximo que el de otros. El sistema penal de Boulogne Sur Mer por ejemplo  que es vieja o la de San Felipe que no es la mejor, tienen  un ciclo que se acelera. “Indudablemente necesitamos proyectar un nuevo penal que vuelva llevar las condiciones de alojamiento que imperaba en la zona de Mendoza”, explicó, e indicó que en las cáceles mendocinas “hay 3.840 internos”, cuando su capacidad “está en el orden 3.200 personas”.

comentarios

imagen imagen
Login