Adiós a la basura electrónica: crearon una batería que se autodestruye
Cargando...
Por Redacción

Adiós a la basura electrónica: crearon una batería que se autodestruye



Un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Iowa dicen que han desarrollado la primera batería transitoria práctica. En pocas palabras: es una batería que luego de funcionar, se destruye.


Recientemente, los científicos desarrollaron una amplia gama de productos electrónicos transitorios que pueden realizar una variedad de funciones hasta que la exposición a la luz, el calor, o líquidos provoca su autodestrucción.



Las primeras baterías transitorias resultaron tener una capacidad, estabilidad y vida útil limitada. También fueron lentas para destruirse a sí mismas, dice Reza Montazami, un científico de materiales en la Universidad Estatal de Iowa que dirigió el esfuerzo de inventar una batería transitoria mejor. En resumen: creó una batería transitoria que puede alimentar una calculadora de escritorio durante unos 15 minutos, y se autodestruye en 30 minutos.


Para generar niveles prácticos de electricidad, los científicos se basaron en la química de iones de litio que se encuentra en muchas baterías comerciales. Nanopartículas y micropartículas de sales de litio y plata forman los componentes activos de la batería, que los investigadores encapsularon en un polímero degradable.



La batería puede suministrar más de 2,5 voltios, dos veces mayor que otras baterías transitorias. También se autodestruye aproximadamente 1.000 veces más rápido que las baterías de autodestrucción previamente descritpas.


Cuando se sumerge en agua, el revestimiento de polímero de la batería se hincha, se rompe y se disuelve. Aunque los componentes activos de la batería no son solubles en agua, la naturaleza nano y tamaño micro de estas partículas les ayuda a dispersarse fácilmente.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Adiós a la basura electrónica: crearon una batería que se autodestruye

Un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Iowa dicen que han desarrollado la primera batería transitoria práctica. En pocas palabras: es una batería que luego de funcionar, se destruye.

Recientemente, los científicos desarrollaron una amplia gama de productos electrónicos transitorios que pueden realizar una variedad de funciones hasta que la exposición a la luz, el calor, o líquidos provoca su autodestrucción.

Las primeras baterías transitorias resultaron tener una capacidad, estabilidad y vida útil limitada. También fueron lentas para destruirse a sí mismas, dice Reza Montazami, un científico de materiales en la Universidad Estatal de Iowa que dirigió el esfuerzo de inventar una batería transitoria mejor. En resumen: creó una batería transitoria que puede alimentar una calculadora de escritorio durante unos 15 minutos, y se autodestruye en 30 minutos.

Para generar niveles prácticos de electricidad, los científicos se basaron en la química de iones de litio que se encuentra en muchas baterías comerciales. Nanopartículas y micropartículas de sales de litio y plata forman los componentes activos de la batería, que los investigadores encapsularon en un polímero degradable.

La batería puede suministrar más de 2,5 voltios, dos veces mayor que otras baterías transitorias. También se autodestruye aproximadamente 1.000 veces más rápido que las baterías de autodestrucción previamente descritpas.

Cuando se sumerge en agua, el revestimiento de polímero de la batería se hincha, se rompe y se disuelve. Aunque los componentes activos de la batería no son solubles en agua, la naturaleza nano y tamaño micro de estas partículas les ayuda a dispersarse fácilmente.

comentarios

Login