ciudadanodiario.com.ar
Activista norcoreano ataca salvajemente a embajador de EEUU
Cargando...
Por Redacción

Activista norcoreano ataca salvajemente a embajador de EEUU



Hasta 80 puntos y dos horas de cirugía necesitó el embajador de Estados Unidos en Corea del Sur, Mark Lippert, para curarse de los cortes en el rostro y una mano que le causó un simpatizante de Corea del Norte con un cuchillo de 25 centímetros. Un ataque que el régimen de Kim Jong-un saludó como un “castigo justo” y una “muestra de resistencia” contra las maniobras anuales que los ejércitos surcoreano y estadounidense empezaron este pasado lunes.


Según la agencia Yonhap, el agresor, Kim Ki-jong, de 55 años, se abalanzó sobre el embajador antes de que diera una conferencia y, gritando una proclama a favor de la unificación de las dos Coreas y contra las maniobras conjuntas, lo acuchilló. Tras la operación, el diplomático estadounidense permanece fuera de peligro, pero el agresor no le cortó la carótida por pocos centímetros.


Lo más resonante de este fallo de seguridad, que permitió a un hombre armado con un cuchillo acceder al evento y lograr vulnerar el cerco de los custodios del diplomático, es que no es su primer ataque. Kim Ki-jong, conocido activista a favor de Corea del Norte y en contra de Japón, fue condenado en 2010 por tirarle un bloque de cemento al embajador nipón, pero la sentencia fue suspendida y quedó en libertad.


Las reacciones no se han hecho esperar y el portavoz del Ministerio de Exteriores surcoreano, Noh Kwang Il, ha expresado su “conmoción” por el ataque, que ha tildado de “imperdonable”. Asimismo, ha prometido investigar en profundidad el suceso y tomar medidas severas en respuesta.


Por otra parte la vicejefa de prensa del Departamento de Estado, Marie Harf, ha condenado firmemente el ataque y ha apuntado que la Embajada en Seúl está trabajando en conjunto con las autoridades locales. “No tenemos más detalles que compartir por el momento”, ha agregado.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Activista norcoreano ataca salvajemente a embajador de EEUU

Hasta 80 puntos y dos horas de cirugía necesitó el embajador de Estados Unidos en Corea del Sur, Mark Lippert, para curarse de los cortes en el rostro y una mano que le causó un simpatizante de Corea del Norte con un cuchillo de 25 centímetros. Un ataque que el régimen de Kim Jong-un saludó como un “castigo justo” y una “muestra de resistencia” contra las maniobras anuales que los ejércitos surcoreano y estadounidense empezaron este pasado lunes.

Según la agencia Yonhap, el agresor, Kim Ki-jong, de 55 años, se abalanzó sobre el embajador antes de que diera una conferencia y, gritando una proclama a favor de la unificación de las dos Coreas y contra las maniobras conjuntas, lo acuchilló. Tras la operación, el diplomático estadounidense permanece fuera de peligro, pero el agresor no le cortó la carótida por pocos centímetros.

Lo más resonante de este fallo de seguridad, que permitió a un hombre armado con un cuchillo acceder al evento y lograr vulnerar el cerco de los custodios del diplomático, es que no es su primer ataque. Kim Ki-jong, conocido activista a favor de Corea del Norte y en contra de Japón, fue condenado en 2010 por tirarle un bloque de cemento al embajador nipón, pero la sentencia fue suspendida y quedó en libertad.

Las reacciones no se han hecho esperar y el portavoz del Ministerio de Exteriores surcoreano, Noh Kwang Il, ha expresado su “conmoción” por el ataque, que ha tildado de “imperdonable”. Asimismo, ha prometido investigar en profundidad el suceso y tomar medidas severas en respuesta.

Por otra parte la vicejefa de prensa del Departamento de Estado, Marie Harf, ha condenado firmemente el ataque y ha apuntado que la Embajada en Seúl está trabajando en conjunto con las autoridades locales. “No tenemos más detalles que compartir por el momento”, ha agregado.

comentarios

Login