Cargando...
Por Redacción

Acribillado a balazos en San José



Un hecho de sangre tuvo lugar anoche, alrededor de las 22:30, en San José, más precisamente en Paraná y Husares, a pocas cuadras de la rotonda del avión. Allí, dos bandas que se movilizaban en motocicleta intercambiaron disparos, con el resultado fatal de una persona fallecida, junto a un perro que quedó en el cruce de los tiros.


Según vecinos del lugar, y por lo que se pudo recabar, todo habría comenzado cuando un grupo de personas armadas, a bordo de un ciclomotor, se acercó al lugar donde se encontraba Marcelo Emanuel Guzmán, un joven de 23 años apodado “el Quesito”. Esta persona fue abordada desde dos esquinas contrarias, por lo que le habría resultado imposible escapar al acorralamiento de los hombres armados. Aparentemente, el muchacho tenía discusiones varias con anterioridad con los sujetos que hicieron fuego, por lo que los investigadores sostienen que se trataría de un ajuste de cuentas.


QUesito 02


En la zona trabajó Policía Científica, y también estuvo presente personal de la fiscalía que tomó a cargo el caso.


El cuerpo del muchacho presentaba, según vecinos que presenciaron el ataque, alrededor de cinco balazos en su cuerpo. Varios de estas personas decían haber escuchado entre 15 y 20 detonaciones.


En la causa interviene la Oficina Fiscal n°8, en conjunto con la Comisaría 25°.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen

Acribillado a balazos en San José

Un hecho de sangre tuvo lugar anoche, alrededor de las 22:30, en San José, más precisamente en Paraná y Husares, a pocas cuadras de la rotonda del avión. Allí, dos bandas que se movilizaban en motocicleta intercambiaron disparos, con el resultado fatal de una persona fallecida, junto a un perro que quedó en el cruce de los tiros.

Según vecinos del lugar, y por lo que se pudo recabar, todo habría comenzado cuando un grupo de personas armadas, a bordo de un ciclomotor, se acercó al lugar donde se encontraba Marcelo Emanuel Guzmán, un joven de 23 años apodado “el Quesito”. Esta persona fue abordada desde dos esquinas contrarias, por lo que le habría resultado imposible escapar al acorralamiento de los hombres armados. Aparentemente, el muchacho tenía discusiones varias con anterioridad con los sujetos que hicieron fuego, por lo que los investigadores sostienen que se trataría de un ajuste de cuentas.

QUesito 02

En la zona trabajó Policía Científica, y también estuvo presente personal de la fiscalía que tomó a cargo el caso.

El cuerpo del muchacho presentaba, según vecinos que presenciaron el ataque, alrededor de cinco balazos en su cuerpo. Varios de estas personas decían haber escuchado entre 15 y 20 detonaciones.

En la causa interviene la Oficina Fiscal n°8, en conjunto con la Comisaría 25°.

comentarios

imagen imagen
Login