Cargando...
Por Redacción

Abuelos: Nadie los escucha



Los jubilados mendocinos se cansaron de quejarse en silencio y están organizando manifestaciones para que sus reclamos se hagan sentir. En ese sentido, la semana pasada realizaron una audiencia pública en la Legislatura, en la que realizaron una catarata de denuncias y además indicaron que enviarán un proyecto de ley para declarar la “emergencia para los jubilados”.


Edgardo Civit Evans, presidente de la Federación de Jubilados de Mendoza, indicó algunos motivos de sus reclamos: “La problemática surge porque desde el año pasado venimos pidiendo audiencia a la Legislatura provincial. La hemos tenido con algunas comisiones pero queremos hablar con ellos sobre las problemáticas que abarcan a los jubilados, unas de las más difíciles, porque en el país afectan a más de siete millones de personas, que son los jubilados más sus parientes, y unos 300 mil en Mendoza”.


El referente de los jubilados se extendió y enumeró algunos de los problemas que se quieren resaltar, como el problema salarial, que “es gravísimo, cobramos cerca de $3.800 cuando la canasta básica familiar es de $7.900. Además se le suma la muy mala prestación que está brindando el PAMI, que es nuestra obra social, y lo que está sucediendo hace trece años en la OSEP, donde se ve un verdadero descalabro financiero”.


Una promesa de seis meses


En febrero de este año, a pocos días de que una paciente falleciera en las dependencias del PAMI esperando ser atendida, los legisladores mendocinos recibieron a los representantes de los jubilados y les prometieron una audiencia con los legisladores nacionales, situación que no ha ocurrido todavía.


Además, en ese entonces, los senadores y diputados aclararon que todas las inquietudes planteadas por los interesados “serán analizadas en el seno de las comisiones de Derechos y Garantías de ambas Cámaras.


Proyecto de ley para declarar la emergencia


Los jubilados y pensionados que componen la asociación que los nuclea indicaron que les van a presentar proyectos de ley a los diputados nacionales por Mendoza para que pidan “la emergencia nacional”.


Al respecto, Civit Evans aclaró que “estos proyectos se centrarán en un pedido al Congreso para que aplique el 82% móvil para todos y no solo para los que hicieron juicio”.


El titular de la asociación de jubilados hizo referencia a las reiteradas demandas que han llevado a cabo jubilados de todo el país para que se les reconozca ese porcentaje de remuneración con respecto a lo que cobraban cuando trabajaban.


A raíz de esto, y como centenares de fallos judiciales les dieron la razón a los jubilados, el Gobierno nacional optó por crear nuevas estructuras judiciales para estirar los plazos hasta diez años, lo que es una actitud por lo menos sospechosa, ya que varios demandantes rondan los 80 años.


Cobos y Giménez proponen la jubilación anticipada


La diputada nacional por Mendoza Patricia Giménez (UCR) se reunió con miembros del Movimiento de Trabajadores Desocupados con más de 30 Años de Aportes, con quienes conversó sobre el proyecto de ley de jubilación anticipada presentado en la Cámara de Diputados por Julio Cobos, al que la legisladora mendocina acompañó.


Este movimiento reúne a un importante número de hombres y mujeres que actualmente se encuentran desocupados y que ya han realizado sus 30 años de aportes jubilatorios pero que no pueden acceder a esta condición por no cumplir con la edad necesaria (60 las mujeres y 65 los hombres). Se estima que hay cerca de 40 mil argentinos en esta situación.


“Estamos desamparados. No somos trabajadores activos, ni somos jubilados. Somos los nuevos NI-NI. Tampoco hemos sido considerados en las distintas moratorias”, indicaron los afectados.


Denuncian que nada cambió desde que una mujer murió mientras esperaba


Tiempo atrás, una mujer murió cuando esperaba ser atendida en la sede del Pami de la calle Córdoba, de la Ciudad de Mendoza, lo que provocó entonces un gran revuelo y aumentó el enojo de los afiliados por la mala atención en el organismo.


El trágico hecho ocurrió en enero y los jubilados que estaban en el lugar señalaron que la mujer habría llegado cerca de las 6 para esperar ser atendida después de las 7.30, cuando el Pami abre sus puertas para entregar 450 números para atención.


Tras este fatídico hecho, que conmocionó a la provincia y al país, la obra social mejoró su atención pero después volvió a la normalidad: horas y horas de demora para atender a los afiliados.


Los afectados también denunciaron mala atención en los hospitales que tienen convenio con la obra social, como el Hospital Privado de avenida Mitre, en Ciudad.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

Abuelos: Nadie los escucha

Los jubilados mendocinos se cansaron de quejarse en silencio y están organizando manifestaciones para que sus reclamos se hagan sentir. En ese sentido, la semana pasada realizaron una audiencia pública en la Legislatura, en la que realizaron una catarata de denuncias y además indicaron que enviarán un proyecto de ley para declarar la “emergencia para los jubilados”.

Edgardo Civit Evans, presidente de la Federación de Jubilados de Mendoza, indicó algunos motivos de sus reclamos: “La problemática surge porque desde el año pasado venimos pidiendo audiencia a la Legislatura provincial. La hemos tenido con algunas comisiones pero queremos hablar con ellos sobre las problemáticas que abarcan a los jubilados, unas de las más difíciles, porque en el país afectan a más de siete millones de personas, que son los jubilados más sus parientes, y unos 300 mil en Mendoza”.

El referente de los jubilados se extendió y enumeró algunos de los problemas que se quieren resaltar, como el problema salarial, que “es gravísimo, cobramos cerca de $3.800 cuando la canasta básica familiar es de $7.900. Además se le suma la muy mala prestación que está brindando el PAMI, que es nuestra obra social, y lo que está sucediendo hace trece años en la OSEP, donde se ve un verdadero descalabro financiero”.

Una promesa de seis meses

En febrero de este año, a pocos días de que una paciente falleciera en las dependencias del PAMI esperando ser atendida, los legisladores mendocinos recibieron a los representantes de los jubilados y les prometieron una audiencia con los legisladores nacionales, situación que no ha ocurrido todavía.

Además, en ese entonces, los senadores y diputados aclararon que todas las inquietudes planteadas por los interesados “serán analizadas en el seno de las comisiones de Derechos y Garantías de ambas Cámaras.

Proyecto de ley para declarar la emergencia

Los jubilados y pensionados que componen la asociación que los nuclea indicaron que les van a presentar proyectos de ley a los diputados nacionales por Mendoza para que pidan “la emergencia nacional”.

Al respecto, Civit Evans aclaró que “estos proyectos se centrarán en un pedido al Congreso para que aplique el 82% móvil para todos y no solo para los que hicieron juicio”.

El titular de la asociación de jubilados hizo referencia a las reiteradas demandas que han llevado a cabo jubilados de todo el país para que se les reconozca ese porcentaje de remuneración con respecto a lo que cobraban cuando trabajaban.

A raíz de esto, y como centenares de fallos judiciales les dieron la razón a los jubilados, el Gobierno nacional optó por crear nuevas estructuras judiciales para estirar los plazos hasta diez años, lo que es una actitud por lo menos sospechosa, ya que varios demandantes rondan los 80 años.

Cobos y Giménez proponen la jubilación anticipada

La diputada nacional por Mendoza Patricia Giménez (UCR) se reunió con miembros del Movimiento de Trabajadores Desocupados con más de 30 Años de Aportes, con quienes conversó sobre el proyecto de ley de jubilación anticipada presentado en la Cámara de Diputados por Julio Cobos, al que la legisladora mendocina acompañó.

Este movimiento reúne a un importante número de hombres y mujeres que actualmente se encuentran desocupados y que ya han realizado sus 30 años de aportes jubilatorios pero que no pueden acceder a esta condición por no cumplir con la edad necesaria (60 las mujeres y 65 los hombres). Se estima que hay cerca de 40 mil argentinos en esta situación.

“Estamos desamparados. No somos trabajadores activos, ni somos jubilados. Somos los nuevos NI-NI. Tampoco hemos sido considerados en las distintas moratorias”, indicaron los afectados.

Denuncian que nada cambió desde que una mujer murió mientras esperaba

Tiempo atrás, una mujer murió cuando esperaba ser atendida en la sede del Pami de la calle Córdoba, de la Ciudad de Mendoza, lo que provocó entonces un gran revuelo y aumentó el enojo de los afiliados por la mala atención en el organismo.

El trágico hecho ocurrió en enero y los jubilados que estaban en el lugar señalaron que la mujer habría llegado cerca de las 6 para esperar ser atendida después de las 7.30, cuando el Pami abre sus puertas para entregar 450 números para atención.

Tras este fatídico hecho, que conmocionó a la provincia y al país, la obra social mejoró su atención pero después volvió a la normalidad: horas y horas de demora para atender a los afiliados.

Los afectados también denunciaron mala atención en los hospitales que tienen convenio con la obra social, como el Hospital Privado de avenida Mitre, en Ciudad.

comentarios

imagen imagen
Login