ciudadanodiario.com.ar
Abandona a su perro en estación de tren y junto a una maleta
Cargando...
Por Redacción

Abandona a su perro en estación de tren y junto a una maleta



Una sociedad para la protección de los animales de Escocia denunció en su web el abandono de un perro, un macho de unos dos años de edad de raza Shar Pei, en una estación de tren.


El can se encontraba atado a un pasamanos del complejo y junto a él habían depositado una maleta en cuyo interior había una almohada, un juguete para mascota, comida y un bol para ésta.


El microchip del perro ha permitido saber su nombre: “Kai”. Así como el de su dueño.


Los agentes de policía se pusieron en contacto con él, pero éste les comentó que había vendido al animal por internet en 2013. Al parecer no pudo facilitarles la dirección exacta del nuevo propietario.


Abandonar a un animal, subrayan desde Scottish SPCA, constituye una ofensa en Escocia, según la ley de Salud y Bienestar Animal de 2006. “Cualquiera que sea encontrado culpable de ello puede arriesgarse a que le prohíban tener animales durante un periodo de tiempo determinado o de por vida”.


La organización busca la colaboración ciudadana para recabar información con la que localizar al responsable del abandono de Kai y al mismo tiempo pretenden que este “tierno” can encuentre un nuevo hogar.



comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

Abandona a su perro en estación de tren y junto a una maleta

Una sociedad para la protección de los animales de Escocia denunció en su web el abandono de un perro, un macho de unos dos años de edad de raza Shar Pei, en una estación de tren.

El can se encontraba atado a un pasamanos del complejo y junto a él habían depositado una maleta en cuyo interior había una almohada, un juguete para mascota, comida y un bol para ésta.

El microchip del perro ha permitido saber su nombre: “Kai”. Así como el de su dueño.

Los agentes de policía se pusieron en contacto con él, pero éste les comentó que había vendido al animal por internet en 2013. Al parecer no pudo facilitarles la dirección exacta del nuevo propietario.

Abandonar a un animal, subrayan desde Scottish SPCA, constituye una ofensa en Escocia, según la ley de Salud y Bienestar Animal de 2006. “Cualquiera que sea encontrado culpable de ello puede arriesgarse a que le prohíban tener animales durante un periodo de tiempo determinado o de por vida”.

La organización busca la colaboración ciudadana para recabar información con la que localizar al responsable del abandono de Kai y al mismo tiempo pretenden que este “tierno” can encuentre un nuevo hogar.

comentarios

Login