ciudadanodiario.com.ar
A 500 días de Río, nadie ríe
Cargando...
Por Redacción

A 500 días de Río, nadie ríe



En febrero pasado fue la última visita de un equipo técnico del Comité Olímpico Internacional y dejo bastante bien impresionado a Thomas Bach Presidente del COI, quien el año pasado no había tenido un buen informe desde la Cidade Maravilhosa ya que su vice, John Coates calificó los preparativos como “los peores de la historia”


La cosa para e haber cambiado y la obra final de 14.000 millones de dólares ha encontrado su rumbo. Lo cierto es que estas especulaciones se suceden, sobro todo en los últimos 20 años, tanto en JJOO como en Mundiales de fútbol.


Lo cierto es que nunca se cambio una sede cuando falta tan poco y que el show siempre continuó. Son tan fuertes las presiones de todo tipo, que aunque no se llegue en óptimas condiciones los juegos serán en Río.


Dados estos motivos, estimado lector, en esta especie de cuenta regresiva usted solo vera, escuchara y leerá malas noticias en cuanto a la organización de los juegos, pero quédese tranquilo que la antorcha desembocará en Brasil.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

A 500 días de Río, nadie ríe

En febrero pasado fue la última visita de un equipo técnico del Comité Olímpico Internacional y dejo bastante bien impresionado a Thomas Bach Presidente del COI, quien el año pasado no había tenido un buen informe desde la Cidade Maravilhosa ya que su vice, John Coates calificó los preparativos como “los peores de la historia”

La cosa para e haber cambiado y la obra final de 14.000 millones de dólares ha encontrado su rumbo. Lo cierto es que estas especulaciones se suceden, sobro todo en los últimos 20 años, tanto en JJOO como en Mundiales de fútbol.

Lo cierto es que nunca se cambio una sede cuando falta tan poco y que el show siempre continuó. Son tan fuertes las presiones de todo tipo, que aunque no se llegue en óptimas condiciones los juegos serán en Río.

Dados estos motivos, estimado lector, en esta especie de cuenta regresiva usted solo vera, escuchara y leerá malas noticias en cuanto a la organización de los juegos, pero quédese tranquilo que la antorcha desembocará en Brasil.

comentarios

Login