Cargando...
Por Redacción
imagen

30 mil tarjetas de cumpleaños



Manuel Parisseaux acaba de cumplir 30 años y no faltaron las felicitaciones, entre ellas unas 30 mil tarjetas de cumpleaños, provenientes de diversos lugares del mundo.


Difícilmente alguien podría tener tal cantidad de amigos y seres queridos. ¿Cómo es posible? Los padres de Manuel hicieron una petición a sus amigos de Facebook que decía: “Mi hijo Manuel se va a cumplir 30 años y le encanta recibir postales. Él tiene el síndrome de Down. Les escribo para pedirles que se tome unos minutos de su tiempo para enviar una pequeña tarjeta y pasar esta información a todos sus amigos para que la cadena no se rompa. Les agradezco a todos por su gesto, lo que hará que mi Manu tan feliz.”


El mensaje fue compartido unas 120 mil veces, por lo que administradores y Facebook pensaron que era un negocio o que estaban corriendo una estafa. Pero todo salió bien y parece que funcionó. Manuel recibió tantas cartas en su casa en Calais, al norte de Francia, que el servicio postal tuvo que utilizar un camión para entregarlos.


La madre, Jacqueline, dijo que su hijo recibió tarjetas de lugares tan lejanos como Sri Lanka y Hong Kong. Este gesto increíble lo conmovió hasta las lágrimas.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter
imagen
imagen
imagen
imagen

30 mil tarjetas de cumpleaños

Manuel Parisseaux acaba de cumplir 30 años y no faltaron las felicitaciones, entre ellas unas 30 mil tarjetas de cumpleaños, provenientes de diversos lugares del mundo.

Difícilmente alguien podría tener tal cantidad de amigos y seres queridos. ¿Cómo es posible? Los padres de Manuel hicieron una petición a sus amigos de Facebook que decía: “Mi hijo Manuel se va a cumplir 30 años y le encanta recibir postales. Él tiene el síndrome de Down. Les escribo para pedirles que se tome unos minutos de su tiempo para enviar una pequeña tarjeta y pasar esta información a todos sus amigos para que la cadena no se rompa. Les agradezco a todos por su gesto, lo que hará que mi Manu tan feliz.”

El mensaje fue compartido unas 120 mil veces, por lo que administradores y Facebook pensaron que era un negocio o que estaban corriendo una estafa. Pero todo salió bien y parece que funcionó. Manuel recibió tantas cartas en su casa en Calais, al norte de Francia, que el servicio postal tuvo que utilizar un camión para entregarlos.

La madre, Jacqueline, dijo que su hijo recibió tarjetas de lugares tan lejanos como Sri Lanka y Hong Kong. Este gesto increíble lo conmovió hasta las lágrimas.

comentarios

imagen imagen
Login