ciudadanodiario.com.ar
2014: un año difícil para la política
Cargando...
Por Redacción

2014: un año difícil para la política



Finalmente, y tal cual como lo señaláramos la semana pasada, la UCR aprobó las modificaciones de su carta orgánica para adecuarla a las PASO, y lo más importante del congreso realizado en Tunuyán, fue la aprobación por unanimidad de la formación de un frente para las próximas elecciones.

Más allá de algunos escarceos de los congresales, la reunión fue más bien consensuada, y tanto Alfredo Cornejo, Ernesto Sanz, Julio Cobos, Laura Montero, Mario Abed como Enrique Vaquié, posaron para la foto de rigor. Sorprendió tal vez que el ex vicepresidente ingresara acompañado de sus principales alfiles: Vaquié, Montero y Jaliff, además de una gran cantidad de simpatizantes cobistas. Según sus allegados, siempre fue la idea de Cobos debatir, si hacia falta, los temas más urticantes, pero finalmente no hubo necesidad.

La Unión Cívica Radical entera sabe que debe unirse, primero entre ellos y después con el o los partidos que ellos crean necesarios y afines a sus ideales, para poder hacer frente electoralmente a la maquinaria justicialista de la provincia, que se niega a sufrir el coletazo del rechazo al kirchnerismo.


Posible alianza en puerta

De ahora en más, Alfredo Cornejo se dedicará a tejer afinidades con otros partidos, mucho más tranquilo luego del aval de su partido. Mientras que Julio Cobos y Ernesto Sanz seguirán jugando su futuro en las ligas nacionales, terreno difícil, pero ambos opinan casi lo mismo cuando expresan que de a poco van subiendo en las encuestas, y que en las visitas a las distintas provincias de nuestro país, son recibidos muy bien por los futuros votantes.

Desde la gran capital, algunos radicales apostarán a que el ganador dentro de UNEN en las PASO, vaya sólo a la elección general, pero antes tratarán de sumar un vice y hacer un acuerdo integral con otros candidatos presidenciales que a medida que vean que no tienen posibilidades ciertas de llegar al sillón de Rivadavia, estén abiertos a una alianza. Aunque parezca mentira, algunos sueñan con un acuerdo con Sergio Massa, de quien dejan entrever que podría ser candidato a gobernador de Buenos Aires, pero siempre hay que saber que por estas épocas preelectorales, los chismes y operativos de prensa están a la orden del día.


Un año para el olvido

El justicialismo tuvo quizás su peor año; el diálogo cortado con la UCR sin dudas jugó en contra del gobernador, que lamentablemente fluctúo de un error a otro, con varias idas y venidas en temas urticantes como: educación (la posibilidad de que los repetidores sean abanderados), minería (el truncado proyecto de Hierro Indio), economía (los bonos no vendidos), salud (las idas y vueltas de Roby con tabacaleras).

En términos políticos, también el Gobernador demostró sus permanentes dudas con respecto a las elecciones del 2015, su gran duda fue “desdoblar o no desdoblar”, esa era la cuestión. Parece que finalmente no desdoblará, claro que ahora tendrá que aguantar los embates de la mayoría de los intendentes del PJ que no desean pegar su suerte electoral a la de la Nación. Y si no, como siempre, el inefable Paco volverá a dar marcha atrás con su idea, tal cual lo hizo durante todo el año en numerosos temas.

A diferencia del partido radical –donde se perfila claramente Alfredo Cornejo como candidato a gobernador–, el en PJ se producirán choques entre pesos pesados como Rubén Miranda, Adolfo Bermejo y Omar Félix, además de otros con menos caudal de votos pero con las mismas ambiciones como Guillermo Carmona, Diego Martínez Palau, y tal vez Matías Roby, aunque la lista se puede agrandar.

La oposición, sabiendo que puede llegar a ser gobierno, no le hará nada fácil el camino de ahora en más al oficialismo. Por lo que Francisco Pérez, quizás dentro de un año, piense que el 2014 no fue tan malo como el 2015.


Juntos a la par

De manera impensada se podría llegar a un acuerdo entre el PD y el PRO con el centenario radicalismo, lo cual en términos electorales los llevaría a un casi cantado triunfo; aunque siempre está la sombra de La Alianza del 99 entre radicales y el FREPASO, que tantos dolores de cabezas le ocasionó al pueblo argentino.

Las coaliciones o acuerdos tienen que ser en base a ideales parecidos, con el PRO, el radicalismo parece tener mejor relación y ser más parecidos. Habrá que esperar saber qué pasa con el PD, que quizás con este frente pueden revertir el fracaso de la ultimas elecciones, que casi los sume en la desaparición en términos de representatividad legislativa y de concejales.

Aunque saben los demócratas que tendrán que trabajar mucho en el acercamiento con los radicales, ya que en el pasado, siempre estuvieron enfrentados, inclusive hay algunos memoriosos que recuerdan un dicho muy mencionado por los simpatizantes del PD: “no tiren radicales, que estos gansos están de fiesta”.

Las épocas cambian, y en política todo es posible.


comentarios

Compartir en facebook
Compartir en twitter

2014: un año difícil para la política

Finalmente, y tal cual como lo señaláramos la semana pasada, la UCR aprobó las modificaciones de su carta orgánica para adecuarla a las PASO, y lo más importante del congreso realizado en Tunuyán, fue la aprobación por unanimidad de la formación de un frente para las próximas elecciones.
Más allá de algunos escarceos de los congresales, la reunión fue más bien consensuada, y tanto Alfredo Cornejo, Ernesto Sanz, Julio Cobos, Laura Montero, Mario Abed como Enrique Vaquié, posaron para la foto de rigor. Sorprendió tal vez que el ex vicepresidente ingresara acompañado de sus principales alfiles: Vaquié, Montero y Jaliff, además de una gran cantidad de simpatizantes cobistas. Según sus allegados, siempre fue la idea de Cobos debatir, si hacia falta, los temas más urticantes, pero finalmente no hubo necesidad.
La Unión Cívica Radical entera sabe que debe unirse, primero entre ellos y después con el o los partidos que ellos crean necesarios y afines a sus ideales, para poder hacer frente electoralmente a la maquinaria justicialista de la provincia, que se niega a sufrir el coletazo del rechazo al kirchnerismo.

Posible alianza en puerta
De ahora en más, Alfredo Cornejo se dedicará a tejer afinidades con otros partidos, mucho más tranquilo luego del aval de su partido. Mientras que Julio Cobos y Ernesto Sanz seguirán jugando su futuro en las ligas nacionales, terreno difícil, pero ambos opinan casi lo mismo cuando expresan que de a poco van subiendo en las encuestas, y que en las visitas a las distintas provincias de nuestro país, son recibidos muy bien por los futuros votantes.
Desde la gran capital, algunos radicales apostarán a que el ganador dentro de UNEN en las PASO, vaya sólo a la elección general, pero antes tratarán de sumar un vice y hacer un acuerdo integral con otros candidatos presidenciales que a medida que vean que no tienen posibilidades ciertas de llegar al sillón de Rivadavia, estén abiertos a una alianza. Aunque parezca mentira, algunos sueñan con un acuerdo con Sergio Massa, de quien dejan entrever que podría ser candidato a gobernador de Buenos Aires, pero siempre hay que saber que por estas épocas preelectorales, los chismes y operativos de prensa están a la orden del día.

Un año para el olvido
El justicialismo tuvo quizás su peor año; el diálogo cortado con la UCR sin dudas jugó en contra del gobernador, que lamentablemente fluctúo de un error a otro, con varias idas y venidas en temas urticantes como: educación (la posibilidad de que los repetidores sean abanderados), minería (el truncado proyecto de Hierro Indio), economía (los bonos no vendidos), salud (las idas y vueltas de Roby con tabacaleras).
En términos políticos, también el Gobernador demostró sus permanentes dudas con respecto a las elecciones del 2015, su gran duda fue “desdoblar o no desdoblar”, esa era la cuestión. Parece que finalmente no desdoblará, claro que ahora tendrá que aguantar los embates de la mayoría de los intendentes del PJ que no desean pegar su suerte electoral a la de la Nación. Y si no, como siempre, el inefable Paco volverá a dar marcha atrás con su idea, tal cual lo hizo durante todo el año en numerosos temas.
A diferencia del partido radical –donde se perfila claramente Alfredo Cornejo como candidato a gobernador–, el en PJ se producirán choques entre pesos pesados como Rubén Miranda, Adolfo Bermejo y Omar Félix, además de otros con menos caudal de votos pero con las mismas ambiciones como Guillermo Carmona, Diego Martínez Palau, y tal vez Matías Roby, aunque la lista se puede agrandar.
La oposición, sabiendo que puede llegar a ser gobierno, no le hará nada fácil el camino de ahora en más al oficialismo. Por lo que Francisco Pérez, quizás dentro de un año, piense que el 2014 no fue tan malo como el 2015.

Juntos a la par
De manera impensada se podría llegar a un acuerdo entre el PD y el PRO con el centenario radicalismo, lo cual en términos electorales los llevaría a un casi cantado triunfo; aunque siempre está la sombra de La Alianza del 99 entre radicales y el FREPASO, que tantos dolores de cabezas le ocasionó al pueblo argentino.
Las coaliciones o acuerdos tienen que ser en base a ideales parecidos, con el PRO, el radicalismo parece tener mejor relación y ser más parecidos. Habrá que esperar saber qué pasa con el PD, que quizás con este frente pueden revertir el fracaso de la ultimas elecciones, que casi los sume en la desaparición en términos de representatividad legislativa y de concejales.
Aunque saben los demócratas que tendrán que trabajar mucho en el acercamiento con los radicales, ya que en el pasado, siempre estuvieron enfrentados, inclusive hay algunos memoriosos que recuerdan un dicho muy mencionado por los simpatizantes del PD: “no tiren radicales, que estos gansos están de fiesta”.
Las épocas cambian, y en política todo es posible.

comentarios

Login